1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 09 Agosto 2009
Imprimir
tamratlayne.jpgTamrat Layne, ex Primer Ministro de Etiopía, quien dedicó años de su vida a la lucha por la libertad emprende una nueva misión: ayudar a su país a encontrar la libertad en Cristo. Fue comunista y ateo.

“Creo que el Evangelio es la única solución para mi país" dijo Tamrat Layne a sus 54 años a Compass Direct. Layne fungió la posición de Primer Ministro de Etiopía en el Gobierno de transición entre los años 1991 y 1995. Afirmó además que “para el desarrollo, la democracia, la política, la economía, el Evangelio es la clave, la única salida".

Layne fue un ateo que abrazó las filas del comunismo a los 18 años de edad y luchó contra el régimen militar que gobernaba Etiopía en el año 1991.  Fue uno de los líderes principales del Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope. Además de haber servido como primer ministro, Layne fue también ministro de la defensa.

Sin embargo en 1996 fue arrestado bajo cargos de corrupción y abuso de poder en medio de acusaciones que lo implicaban en el comercio ilegal de productos textiles etíopes por una cifra de 16 millones de dólares.  También fue acusado de adueñamiento de bienes al usar su posición para exportar 1000 toneladas de café que pertenecían a la nación.

A pesar que constantemente Layne se declaraba inocente fue sentenciado culpable con pena de 18 años y permaneció en prisión 12 años.  Fue en la cárcel donde tuvo un encuentro personal con Jesucristo. En el año 2002 mientras estaba en el hospital carcelario, una enfermera le regaló un tratado a pesar que se le tenía prohibido hacerlo.

“Era un tratado de unas cuatro o cinco líneas... pero comencé a preguntarme ‘Si tu Jesús eres el Cristo, como explica el tratado, entonces ven a mi y dame una nueva vida’” dijo Layne. “En ese entonces no sabía que era orar o que había algo llamado oración, [pero]... estuve orando unos tres o cuatro días.  Fue entonces al tercer o cuarto día que Jesús vino. Fue una experiencia real, allí mismo en la prisión”.

Poco después recibió una Biblia de la misma enfermera, Layne comenzó leyendo el libro de los Salmos y luego el Evangelio de Juan. “Estuve leyendo [la Biblia] día y noche, continuamente, algunas veces sin parar” testifica Layne. “Me encantaba y siempre que leía la Biblia se me salían las lágrimas”.

A pesar que fue comunista por unos 25 años, Layne expresa que la lectura de la Biblia le forzó a re-examinar su ideología política. “Comencé comparando esos valores [marxistas-leninistas] con los nuevos valores de la Biblia” acotó. “Al ponerlos uno frente al otro y comparaba esos valores y medía mi vida pasada... en función a los nuevos valores que había encontrado en la Biblia, me di cuenta que [las ideologías comunistas] no tenían sentido”.

Poco antes de ser puesto en libertad Layne señala que un hombre cristiano lo visitó y le profetizó que pronto sería libre. Además le manifestó que sería una figura controversial pero que debía "llevar el Nombre de Jesús". A los 15 días fue puesto en libertad y fue en una entrevista a los medios de comunicación que comunicó tener fe en Jesucristo.

Muchos etíopes son escépticos en relación a la conversión de Tamrat Layne, y se preguntan si su arrepentimiento fue genuino o es un montaje político. Sin embargo ha recibido el apoyo de muchas personas.

“La controversia persiste, pero Dios está trabajando milagrosamente donde vaya y comparto mi testimonio".


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto