1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 3.15 (20 Votos)
Cómo orar por la Paz de Jerusalén - 3.2 de 5 basado en 20 votos
Escrito por Enrique Garcia Martinez
Publicado el 25 Septiembre 2014
Imprimir

 

Paz en JerusalenTodos hemos escuchado o leído más de una vez que David en el Salmo 122:6 “Pedid por la paz de Jerusalén; Sean prosperados los que te aman”.  Es un versículo que generalmente sale a la luz cuando en el Medio Oriente hay problemas entre Hamas e Israel.

 

Sin embargo el salmista no nos dice que pidamos por la paz de Jerusalén en momentos de tribulación hay mucho más que recordarlos en tiempos de guerra.  Orar por la paz de Jerusalén es pedir por la paz que sólo viene a través del Príncipe de la paz  Implica una paz que es física y es espiritual. Orar por la paz nos pone en la perspectiva que los seres humanos somos incapaces de pacificar pues es sólo Dios quien puede traer la paz a un mundo roto aquí (Filipenses 4: 6-7) y en el mundo venidero (Isaías 2: 2 4; 11: 6-9).

Orar por la paz de Jerusalén además implica que clamamos por el regreso de Jesús, porque la paz sólo vendrá al mundo cuando se entrone en Jerusalén y reine para siempre (Mt 23: 37 ss; Apocalipsis 11:15). Además de eso orar por la paz de Jerusalén es una forma interceder para que el Espíritu llene de paz los corazones tanto de judíos y como de gentiles para que acepten al Príncipe de la Paz.

Además cuando oramos por la paz de Jerusalén recibimos bendición ya que Dios todavía tiene planes para su pueblo elegido. Esto nos lo recuerda Pablo en Romanos 11:28-29.

Hay varias formas de interceder por el pueblo judío y clamar por la paz de la Ciudad Eterna.  Quiero compartir 3 ideas para que tu oración sea más eficiente.

1. Pide tanto por los líderes israelíes y como palestinos para que acepten a Jesús ya que así puedan sancionar leyes y acuerdos según la voluntad de Dios.  Además podemos pedirle a Dios que las decisiones de estos líderes traigan paz en lugar de guerra y puedan poner fin el sufrimiento de sus habitantes.

2. Intercede por el trabajo de los cristianos y el pueblo de Dios de manera que sean astutos y tengan estrategias para compartir el Evangelio.  Pide por los judíos mesiánicos de manera que viven en Isarel para que puedan recibir la paz de Dios y su ministerios cosechen frutos de conversión.

3. Ora por creyentes en Jesús judíos y árabes que viven en Israel de manera que la paz de reconciliación que viven sea un poderoso testimonio a los no creyentes de como la reconciliación que trae el Mesías, la cual no obra de hombre.

4. Ora proféticamente y en el Espíritu por Israel.

El shalom por el que clamamos está disponible para todos y transciende nuestros miedos y temores.  A pesar de que las noticias puedan no ser alentadoras tenemos la promesa de Jesús: "La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo" (Juan 14:27).

Su paz es todo lo que necesitamos para disipar nuestros miedos y temores. Su paz es nuestro destino, porque ocurrirá que un día el Príncipe de la paz volverá y establecerá su trono en Jerusalén (Is 2, 9, 6-7).

 


etiquetas:
 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto