1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 01 Septiembre 2014
Imprimir

 

Virgen hasta el matrimonioUn estudio señala quienes jóvenes que permanecen vírgenes hasta el matrimonio sufren de dudas y la falta de apoyo de las iglesias después cuando se casan.

 

 

En la actualidad en los entornos evangélicos muchos movimientos se han levantado para animar a que los jóvenes se mantengan castos y vírgenes hasta el matrimonio.  Cada vez más jóvenes se unen a este principio bíblico y dado el auge que esto está teniendo en los Estados Unidos se ha llevado a cabo un estudio científico para evaluar resultados.

La socióloga Sarah Diefendorf de la Universidad de Washington, llevó a cabo una encuesta a jóvenes masculinos que han optado por la decición de poderl llegar virgen al matrimonio.  Este estudio tuvo como finalidad conocer han enfrentado las tentaciones sexuales tanto antes como después de matrimonio.

El estudio se hizo con un grupo de 15 jóvenes cristianos evangélicos que llegaron castos al matrimonio.  En el mismo se constató que los participantes mientras no estaban casados tenían mayor libertad para hablar de sus luchas entre amigos, consejeros, y en los grupos de apoyo de sus iglesias. Sin embargo después del matrimonio, este libertad de diálogo y de rendición de cuentas se esfuma por completo.

Según UOL, este estudio se inició en 2008, y en ese entonces la edad de los participantes estaba en torno a los 20 años. Durante todo un año, la socióloga asistió a las reuniones del grupo de apoyo de cada uno de los jóvenes y realizó con ellos una serie de entrevistas individuales.

Durante los años 2011 y 2012, 14 de estos participantes ya se habían casado, por lo que la investigadora volvió a entrevistarse con ellos con el fin de sus impresiones en relación a su nuevo estado.

En estas entrevistas detecto que los chicos ya no cuentan con el apoyo que tenían para enfrentar cualquier conflicto en su vida sexual y por lo tanto muchos se sentían confusos. Sarah Diefendorf ha señalado en su informe que para la mayoría de los evangélicos el que un casado hable de sus conflictos sexuales entre sus amigos o en sus iglesias es visto en la mayoría de las veces como una forma de falta de respeto a su esposa.  El tema prácticamente se convierte en tabú

Los jóvenes también expresaron molestia de hablar sobre el tema con franqueza con sus compañeras, y demostraron que estaban sorprendidos al descubrir que a pesar que están casados y llevan una vida sexual regular, las tentaciones no dejan de existir.

Sarah Diefendorf expuso los resultados de su estudio en una exposición que ofreció a la Sociedad Americana de Sociología en San Francisco. La socióloga sostiene que este estudio debe llevar a las iglesias y a los grupos de apoyo que fomentan que los jóvenes sigan vírgenes hasta el matrimonio, a mejorar su estrategia y a no dejar a los jóvenes a un lado una vez se casen.

 


etiquetas:
 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto