1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 4.55 (208 Votos)
El devocional de hoy - 4.5 de 5 basado en 208 votos
Escrito por entreCristianos
Publicado el 27 Septiembre 2013
Imprimir

La falta de preparación

Lectura: Hechos 2:37-47

(Hechos 2:47) Y el Señor añadía cada día al número de ellos los que iban siendo salvos.


Jazmín Teresa Rosas, de 24 años de edad recorrió siete hospitales de la capital mexicana durante unas ocho horas hasta lograr ser atendida de un parto prematuro, lo que sólo consiguió tras la intervención del alcalde de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador. Fue de hospital en hospital en una ambulancia, y finalmente fue asistida del término anticipado de su embarazo, de 33 semanas, después de que el regidor capitalino así lo ordenara a uno de los centros médicos.

La radio y la televisión que acompañaban a la mujer, criticaron la negligencia de los centros asistenciales recorridos, desde uno financiado por la Unión Europea hasta el Hospital General. Los hospitales argumentaron que no contaban con el equipo necesario para dar respiración al recién nacido, y al menos dos médicos decidieron salir anticipadamente de sus turnos para no atender a la mujer. Esta crasa falta de preparación y casi podemos decir negligencia; es una vergüenza y tragedia para el campo médico. Te hace pensar, "¿Será por esto que llaman lo que hacen los doctores 'una práctica'?"

Con todo, cuando leí este reportaje pensé inmediatamente en la condición de la iglesia y su gran falta de preparación hoy. La iglesia de Jesucristo es un hospital con su sala de partos para los pecadores. Miles de iglesias alrededor del mundo están orando para que Dios derrame Su Espíritu Santo como en el día de Pentecostés y enla mayoría de los casos, nada ha pasado. ¿Porqué? Porque las iglesias, de ninguna manera están preparadas para recibir el gran influjo de nuevas almas que entrarían. Sería como cuando una catástrofe horrible ocurre en algún país y miles de heridos entran de repente.

En general, las iglesias no tienen la infraestructura para manejar una situación tal siendo que ya por si, la mayoría de la gente no cumple ninguna función sino ocupar un espacio en los días de reunión. ¿Si el Señor añadiera a tu iglesia miles de almas hoy, qué harías para discipularlas? ¿Cómo podrías dar la atención necesaria para ministrar a sus necesidades?

La iglesia primitiva no veía esto como un desafío ni una dificultad. Cristo discipuló a Sus doce y así les dio el patrón para ganar al mundo entero. En el día de Pentecostés los 120 supieron cómo dividir cualquier multitud en grupos pequeños (lo que llamamos hoy, células) que se reunían en las casas (Hechos 2:46). En estos grupos ellos pudieron discipular a los nuevos convertidos personal y atentamente. Aún antes de esta fecha, El Templo no era el lugar principal de reunión sino que la sinagoga servía este propósito.

CRISTO NOS DIO EL MODELO DE LOS 12. SIGAMOS SU EJEMPLO.

(Marcos 3:14) Y designó a doce, para que estuvieran con El y para enviarlos a predicar,

Hno. Prince Parker

Devocionales entreCristianos, una nota de inspiración diaria basada en la palabra de Dios

 

 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto