1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 4.55 (207 Votos)
El devocional de hoy - 4.6 de 5 basado en 207 votos
Escrito por entreCristianos
Publicado el 27 Septiembre 2013
Imprimir

Unidad en el cuerpo

Lectura: II Crónicas 20:1-25; Filipenses 4:4-7

(II Crónicas 20:3) Y Josafat tuvo miedo y se dispuso a buscar al Señor; y proclamó ayuno en todo Judá.


En 1975 me encontraba ministrando en una iglesia Hispana en Phoénix, Arizona, E.U.A.. Después de la conferencia el pastor me llevó a la casa de una familia muy pudiente y culta para almorzar. Era mi primera vez en esta iglesia no conocía mis anfitriones.

Durante el curso de la comida la madre de la familia me dijo, “He tenido un sueño y el Señor me ha dicho que tú tenías el entendimiento para dar su interpretación”. Extrañado y un poco anonadado, porque yo nunca me había ni siquiera considerado algo así, simplemente accedí con mover mi cabeza afirmativamente.

“Estaba en como si fuera un carnaval”, ella explicó, “y había una gran multitud de gente disfrazada horriblemente alrededor de mí con sus rostros pintados y con ropa extraña. Estaba segura también de la presencia de muchos demonios en el ambiente. Cuando de repente encontré la cosa más hermosa. Un puesto con gente vestida con ropa hermosamente resplandeciente. Sus rostros despedían una luz que claramente venía de la Presencia de Dios que estaba con ellos. ¡Era el único lugar donde había encontrado tan anhelada presencia! Pero delante de ellos había un mostrador lleno de cacahuetes. No 
importa cuanto deseaba ver la gloria de Dios en ellos, no podía quitar mis ojos de los cacahuetes.”.

Inmediatamente entendí el significado del sueño y dije, “Hermana, usted es una persona que se fija fácilmente en las faltas de otros ¿verdad?” Y el pastor contestó (por ella) efusivamente, “¡Sí, sí!”.

Continué diciendo que el Señor le había enseñado que aunque el mundo estaba lleno de pecado, tinieblas y maldad y con todo, ella no podría ver la gloria de Dios que tanto deseaba en su vida y que siempre estaba presente en las vidas de sus hermanos porque continuamente se fijaba en y criticaba las pequeñas faltas de los hermanos.

Jesucristo nunca podrá ser glorificado en la tierra por medio de una iglesia divida y en contienda con si misma. Cristo dijo, “yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfeccionados en unidad, para que el mundo sepa que tú me enviaste ...” (Juan 17:23)

El mundo y todos los que están en el está perdido y va rumbo a la perdición. Hermanos, estamos involucrados en una verdadera guerra con las huestes de las tinieblas y no tenemos el lujo de estar en contiendas con otros creyentes en Jesucristo a causa de bagatelas. Os digo como dijo el Lord Nelson, “Mira – por allá está el enemigo.”

SI VIVIERAS EN UN PAÍS QUE NO TUVIESE CREYENTES EN CRISTO, EL PRIMER CREYENTE QUE ENCONTRARAS TE SERÍA MÁS APRECIADO QUE EL ORO.

(Salmo 133:1) Mirad cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía.

(Juan 13:35) En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.
Hno. Prince Parker

Devocionales entreCristianos, una nota de inspiración diaria basada en la palabra de Dios

 

 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto