1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 3.92 (6 Votos)
Impactante Testimonio: Burdel se convierte en Iglesia - 3.8 de 5 basado en 6 votos
Escrito por entreCristianos
Publicado el 07 Julio 2014
Imprimir

 

asambleaDiosBrasil2014-07En Brasil ha ocurrido un gran cambio en el municipio Jequié en el Estado de Bahia. Un prostíbulo que venía operando en esa localidad por casi 40 años se ha convertido en una iglesia evangélica.

 

La dueña del local es Maria Coelho, de 67 años exproxeneta quien se ha convertido al Evangelio.  Coelho cerró el burdel y decidió abrir la iglesia para dar testimonio del Señor tanto a los residentes de la localidad, pero sobre todo a sus antiguos clientes. Tanto es el impacto que se ofrecen varios cultos donde acuden prostitutas y los propietarios de otros burdeles que también han cerrado en la ciudad. 

La iglesia pertenece a Asambleas de Dios y en la fachada se puede leer un anuncio que indica "Donde abundó el pecado sobre abundó la gracia".

"Ella vivía en ese lugar donde abundaba la droga, la bebida y el sexo. Era su perdición. Pero el ejemplo de ella [María] ha dado la fuerza para salir yo de eso también", ha manifestado Antonio Barbosa Teixeira de 35 años quien también se ha convertido al cristianismo y es miembro de la iglesia.

Jéferson Barbosa Ramos de 24 años, que ahora asiste a esta recuerda como "cada fin de semana venía entre las 19:00 y las 7 de la mañana del día siguiente a beber a drogarme y a tener relaciones. Me robaron varias veces y una vez tuve que permanecer en la cárcel por dos meses pero ahora soy libre".

La policía llegó a detener a María Cohelo por haber empleado tres chicas adolescentes en el burdel. "Aquí tenía un montón de droga y de todo lo malo. Pero aseguro que estoy arrependida por todo lo que he hecho y hoy soy otra persona que busca a Dios", ha declarado María.

El cambio de vida comenzó hace tres meses cuando enfrentó un problema en el cartílago de su rodilla. "Fueron momentos en los que reflexioné sobre el sentido de la vida. Recibí visitas de hermanos  evangélicos que oraron por mi durante días y me convencieron a un cambio de vida", manifiesta con gozo María.

El testimonio de María es impactante pues pasó 38 años en el negocio de la prostitución para "sobrevivir" como ella misma comenta. Su antigua casa de prostitución tenía ocho cuartos estrechos con baño, paredes de yeso semi-acabadas. Tras su conversión las paredes internas del local fueron derribadas para habilitarlo como iglesia perteneciente a Asambleas de Dios y hoy muchas personas acuden a los diversos servicios que se ofrecen para la gloria de Dios.

 


etiquetas:
 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto