1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 22 Julio 2013
Imprimir
King of Kings Jerusalen tranforma sex-shop en lugar de consejeria familiarEste es un vivo testimonio de lo que Dios está haciendo en Israel y como Dios puede derribar los sitios de ataduras espirituales.

Por siete años teníamos dos tiendas de sex-shop justo frente a la entrada de nuestro lugar de adoración de nuestra iglesia King of King en Jerusalén. Esto nos causaba mucho trabajo al intentar que evitar que nuestros niños viesen semejante un espectáculo a pesar de que todo estaba tapado por una cortina roja. Por eso sabíamos que teníamos que hacer algo para revertir esta maldición.

La situación era difícil porque por más que investigamos no podíamos ubicar al propietario de una de las tiendas y el otro nos aseguró que jamás vendería el local. Fue así como nos acordamos de lo que el Señor dice acerca de las fortalezas demoníacas: "Este tipo puede salir nada más que la oración y el ayuno" (Marcos 09:29).

Y eso es lo que hicimos. En plena temporada de oración y ayuno el propietario que no ubicábamos nos visitó por sorpresa y decidió vendernos el local. Fue así como compramos la primera tienda y se cerró.

Pero esto no fue todo: A mediados de este mes de julio la segunda tienda de artículos pornográficos cerró sus puertas y se ha ido. ¡Alabado sea el Señor!

Tenemos las llaves en nuestras manos, y estamos a punto de transformar otra maldición en bendición. Estamos sustituyendo la cortina roja símbolo de una esclavitud adictiva por una puerta a la libertad y la esperanza, pues allí vamos a abrir un local para consejería familiar.

En estos últimos días: "El Señor está construyendo Jerusalén ... Está sanando a los quebrantados y vendando sus heridas" (Salmo 147:2-3). Él es el "Consejero maravilloso" (Is. 09:06).

A continuación te presentamos un vídeo del equipo de adoración de la Iglesia King of Kings cuando cantaba proféticamente en hebreo sobre la tienda de sex-shop. Este canto basado en Isaías 61 provocó en la congregación una profunda oración de guerra espiritual.

 


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto