1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 06 Mayo 2012
Imprimir

temploSalomonEl crecimiento de la fe en Brasil ha impactado a ese país no sólo a nivel espiritual, sino también en el comercial, económico, financiero. Actualmente existe una verdadera carrera en la construcción de templos católicos, protestantes o de algunas sectas que ha impactado ese sector por los millones de ganancias que esto conlleva.

 

 

Entre estas obras se encuentra la sede de la Iglesia Mundial del Poder de Dios que está siendo construida en Sao Paulo por la constructora Sobrosa y cuya obra se estima cuesta más de 36 millones de dólares. Según Eduardo Ferri Sobrosa dueño de la constructura un negocio así es grande pues "Con uno de ellos al año, doblo mis ventas".


Aún más impresionante es el Templo de Salomón, la secta Iglesia Universal del Reino de Dios, también en São Paulo, que está siendo construido por Construcap, uno de los mayores contratistas en el país. El megatemplo, que se ha presupuestado un monto de $ 156 millones de dólares, tendrá capacidad para más de 10.000 personas, en altura tendrá casi doble del monumento del Cristo Redentor de Río de Janeiro. Esta obra busca ser una réplica exacta del Templo de Jerusalem, para la cual hasta las piedras han sido importadas desde Israel.

Además del valor de las obras, el perfil de los proyectos es también un atractivo para las constructoras. "Las iglesias son obras técnicamente simples, una caja grande con tiempos de entrega relativamente corto, acabados de calidad y dinero en efectivo", explicó Fabio dijo Bittar, director de Solid Engenharia empresa responsable de la construcción del santuario católico Madre de Dios del Padre Marcelo Rossi que ha sido presupuestada en unos 25 millones de dólares.

 

A continuación un vídeo que muestra la maqueta del Templo de Salomón de la IURD (Pare de Sufrir)

 





 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto