1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 06 Octubre 2014
Imprimir

 

Chu Yiu-mingChu Yiu-ming. A sus 70 años, este pastor con un sueño y incansable activista de los derechos humanos, con un papel decisivo en el rescate de estudiantes perseguidos tras Tiananmen, es hoy uno de los mayores líderes de la Revolución del Paraguas.

 

Quién está detrás de este dispar grupo multitudinario de hongkoneses que salen temerarios a reclamar más democracia frente a un gigante asiático que los rechaza. ¿Quién orquesta este histórico movimiento de desobediencia civil?

No es una persona sino varias y tan diversas como el movimiento que acarrean. Desde un reverendo baptista hasta un profesor de leyes y un chico de apenas 17 años componen el liderazgo de esta "revolución del paraguas". Una suerte de primavera árabe a la china pero bajo el nombre de "Occupy Central", casi un plagio del ya pasado "Occupy Wall Street"; aquel conglomerado de manifestantes que en 2011 "asaltó" parques en Manhattan en contra del voraz mundo capitalista, sin mucha pena ni gloria.

Pero quizás entre las historias más ricas a destacar entre los "fundadores" de la marea humana que acosa a Beijing desde las orillas de Hong Kong, en reclamo de toda la democracia posible, está la del canoso Chu Yiu-ming, de 70 años, un pastor con un sueño, ministro de la Iglesia y veterano activista de los derechos humanos en una áspera China.

Tras la masacre de Tiananmen -aquella feroz represión contra movilizaciones de protesta en esa plaza entre abril y junio de 1989-, Chu ayudó a varios activistas perseguidos a huir de China en una operación llamada "Pájaro Amarillo"

Chu creció en la China continental. Atravesó la Revolución Cultural, liderada por Mao Zedong en 1966, un período turbulento y una traumática lucha por el poder que culminó recién diez años después.

Tras la masacre de Tiananmen -aquella feroz represión contra movilizaciones de protesta en esa plaza entre abril y junio de 1989-, Chu ayudó a varios activistas perseguidos a huir de China en una operación llamada "Pájaro Amarillo". Los rescató de la persecución y los ayudó a encontrar refugio en Hong Kong y a solicitar asilo en el extranjero. Chu recuerda el momento en que se desató el baño de sangre. "Se me caían las lágrimas. Y recé: Dios ¿qué podemos hacer?".

Chu es especialmente recordado por su rol en ayudar a los líderes estudiantiles a escapar de China tras la ocupación de Tiananmen. De hecho, aún lidera la Red de Desarrollo de la Democracia, fundada hace una década en búsqueda de una reforma política moderada.

Aquel papel decisivo y sus contactos con diferentes grupos de activistas hicieron que Chu fuera elegido en enero como uno de los líderes de Occupy Central para obtener la democracia plena en la ex colonia británica.

"Le temo realmente al Partido Comunista" admitió entonces, pero advirtió: "Si nos inclinamos ante el destino, vamos a perder todo".

Fuente: Clarín

Noticias Relacionadas:  Iglesias de Hong Kong piden oración

 


etiquetas:
 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto