1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 28 Septiembre 2008
Imprimir
persecucionindia.jpgLa oleada de violencia anticristiana no cesa en la India, y se ha convertido en un problema de primera magnitud. Una muchedumbre ha quemado en las últimas horas numerosas casas cristianas y se ha amotinado contra la policía, en el distrito Kandhamal, en Orissa (India). Los radicales hindúes, han exigido de este modo la liberación de uno sus líderes detenidos por los ataques a los cristianos que se viene produciendo en las últimas semanas.

La oleada de violencia anticristiana no cesa en la India, y se ha convertido en un problema de primera magnitud. Una muchedumbre ha quemado en las últimas horas numerosas casas cristianas y se ha amotinado contra la policía, en el distrito Kandhamal, en Orissa (India). Los radicales hindúes, han exigido de este modo la liberación de uno sus líderes detenidos por los ataques a los cristianos que se viene produciendo en las últimas semanas.

Esta es la última acción de una oleada de violencia que por el momento ha acabado con la vida de al menos 36 cristianos y con docenas de iglesias dañadas en los últimos días.

La magnitud de la persecución ha sido tal que, sobre todo en Kandhamal, miles de cristianos viven ahora en campos del gobierno porque sus casas han sido destruidas. Los que han tenido más suerte temen que la ofensiva de violencia les alcance, por lo que no están dispuestos a regresar a sus hogares. "Algunas casas fueron destruidas de la noche a la mañana" ha afirmado Krishan Kumar, administrador principal de Kandhamal.

También añadió que la tensión aún continúa en la zona. La policía, en su intento por acabar con esta oleada de violencia logró ahuyentar ayer a los radicales que trataban de prender fuego a algunas casas de la zona.

Estos hechos pueden resultar insólitos para más de uno, puesto que La India no tiene antecedentes de violencia anticristiana, pero lo cierto es que la intolerancia ha aumentado considerablemente en las dos últimas décadas con el renacer del nacionalismo hindú.

Muchos nacionalistas hindúes afirman que ellos están preparados para luchar contra los cristianos, a los que acusan de convertir a los indios más pobres (de las castas inferiores) a favor de su causa. Por su parte, los cristianos aseguran que los hindúes de las castas mas bajas se convierten voluntariamente para escapar así de la discriminación que sufren en el país asiático, recuperando su dignidad como personas.

El balance es realmente desolador. En el estado del sur de Karnataka, al menos 20 iglesias han sido arrasadas por los radicales hindúes en los últimos 10 días. Las autoridades afirmaron que aún están intentando restaurar el orden en algunas de las áreas más afectadas. En Santinagar, una localidad cercana a Calcuta han sido asesinados al menos 36 cristianos.

Los nacionalistas hindúes gobiernan por completo o parcialmente en los tres estados donde los cristianos han sufrido el ataque. Desde Nueva Delhi, el gobierno central ha pedido al Partido Nacionalista Hindú Bharatiya Janata que trabaje más para acabar con la violencia anticristiana en Karnataka.

Hay que recordar que el detonante de esta explosión de violencia fue el asesinato de un líder nacionalista radical hindú y cinco de sus seguidores a finales de agosto. Ese mismo día empezaron a propagarse los incendios en iglesias y centros cristianos por todo el estado de Orissa, al ser atribuida la muerte del líder a la comunidad cristiana. Lo cierto es que un grupo maoísta reconoció la acción, pero la violencia anticristiana, lejos de cesar, se ha visto incrementada brutalmente.

INFORME DE LA SOCIEDAD BÍBLICA DE LA INDIA


La Sociedad Bíblica de la India (SBI) ha divulgado que “la persecución a la que los cristianos se enfrentan desde hace diez o doce días ha sido la peor en la historia de la India. Se han perdido cientos de vidas, muchos cristianos han sido aniquilados, las casas han sido incendiadas. Casi todas las iglesias de varios distritos de Orissa han sido demolidas y la gente está paralizada por el miedo. Las zonas afectadas están incomunicadas por lo que la cobertura de los medios está limitada, -explica W. Paulraj director de distribución de la SBI-.

Un relato del Sunday Times of India refleja algo de lo terrible que está ocurriendo. Incluye un relato de un hombre cristiano que huyó de los disturbios en su pueblo y que vio desde un escondite en el bosque cómo quemaban a su hermano discapacitado que no pudo huir.

"Es sobrecogedor oír reiteradamente el relato de iglesias destruidas, casas incendiadas y gente quemada. Muchos creen que con la situación de Orissa ha empeorado el odio religioso en la India, y la violencia está ahora extendiéndose" dice la SBI.

Hace unas dos semanas se destruyó completamente una iglesia en la ciudad de Davanagere, a unas ciento cincuenta millas al norte de Bangalore. Las autoridades fueron espectadores silenciosos de esta atrocidad. Ahora el Gobierno indio ha emitido un informe para que se cierren todas las iglesias "no autorizadas" y los lugares de adoración, ley que obviamente no se aplica a los lugares de culto hindú.

 

Fuente: ACPress


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto