1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 06 Marzo 2011
Imprimir
adopcion2011-03Una pareja cristiana pentecostal dijo que apelará una decisión del tribunal supremo del Reino Unido de no dejarlos acoger a niños bajo tutela del Estado por sus opiniones sobre la homosexualidad.


El lunes, dos jueces del tribunal supremo dictaminaron que las leyes que protegen a las personas de discriminación por su orientación sexual "deben tener precedencia" sobre el derecho a no ser discriminado por motivos religiosos.

Eunice y Owen Johns, de 62 y 65 años, le dijeron a la BBC que llevarán el caso ante el parlamento.

"La decisión nos conmocionó porque lo único que queremos es cuidar a un niño con cariño en nuestro hogar", manifestó Owen Johns.

Su esposa comentó que "fue un día muy oscuro para los cristianos".

"No haremos concesiones sobre nuestra fe. Todo lo que pedimos, como cristianos, es que tengamos condiciones de igualdad en la sociedad. Parece que no es así. La ley sobre la orientación sexual entró en vigor debido a los homosexuales y ahora todos tenemos que someternos a ella", añadió.

Sin embargo, el director del grupo británico de defensa de los derechos de los homosexuales Stonewall, Ben Summerskill, aseguró que "la decisión del tribunal le ha dado prioridad al decoro del siglo XXI sobre los prejuicios del siglo XIX".

Nuevas leyes


El caso se refiere a la práctica en el Reino Unido y otros países de permitir que personas adultas cuiden temporalmente a menores, a cambio de una remuneración, mientras se decide si se reintegran a sus padres biológicos o se dan en adopción, con frecuencia a las mismas personas que los acogen.

La pareja, que tiene cuatro hijos y seis nietos, ya había acogido a unos 15 niños en los años 90.

Sin embargo, en 2007 entró en vigor un nuevo reglamento según el cual las familias que acogen a menores no pueden enseñarles que la homosexualidad es incorrecta.

Cuando los Owen le dijeron a un trabajador social que, por sus convicciones religiosas, no podían decirle a un niño que tener "un estilo de vida homosexual" era aceptable, el concejo municipal de Derby, donde viven, no los autorizó a acoger un menor.

El consejo y la pareja decidieron llevar el caso ante el tribunal supremo para que aclarara la situación legal.

Cuando los jueces dictaminaron que los Owen no habían sido excluidos por sus creencias religiosas sino por su ética sexual, la jefa del Centro Jurídico Cristiano que los representó, Andrea Williams, dijo que la decisión "forma parte de una tendencia creciente en los últimos años de que los jueces favorezcan los derechos de los homosexuales sobre la libertad de conciencia".


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto