1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 4.75 (2 Votos)
Beneficios de comer una pera al día - 4.5 de 5 basado en 2 votos
Escrito por entreCristianos
Publicado el 21 Enero 2014
Imprimir

peras2014-01Además de su disponibilidad y sabor, las peras también han sido valoradas por sus propiedades medicinales durante miles de años. El consumo regular de esta deliciosa fruta da una gran cantidad de beneficios no sólo para la salud sino también para la piel.

1. Reduce el riesgo de padecer algunos cánceres

Una cantidad excesiva de ácidos biliares en el intestino puede aumentar el riesgo de cáncer colorrectal, así como tener problemas intestinales. La fibra de las peras tiene tendencia a alojarse en el ácido biliar, lo que ayuda a prevenir el riesgo de cáncer de colon.

Además, los fitonutrientes presentes en las peras ayudan a reducir el riesgo de cáncer gástrico.

Un estudio realizado a casi 500 mil personas por el Instituto Nacional de Salud y la Asociación Americana de Jubilados, reveló que al consumir peras puedes reducir el riesgo de cáncer de esófago.

2. Estimula la digestión y salud intestinal

La carnosidad y fibrosidad de la pera tiene un papel muy importante que desempeñar en la digestión humana. Una sola porción de peras te proporciona el 18% de los requerimientos diarios de ingesta de fibra. Esta fibra, actúa como un agente de carga en los intestinos, haciendo más fácil el paso de los alimentos a través de estos.

Asimismo, estimula la secreción de jugos gástricos y digestivos para que la comida se mueva más suave, en un estado más digerido. Otro de los beneficios de la pera en la digestión es regular los movimientos intestinales y reducir las posibilidades de estreñimiento, así la como diarrea.

3. Reduce la presión arterial

Esta fruta es una maravillosa fuente de potasio , lo que significa que los beneficios de la pera pueden tener un impacto significativo en la salud del corazón, porque el potasio es un vasodilatador. Esto quiere decir, que además de reducir la presión arterial, también reduce la tensión, evitando la formación de coágulos o daño a todo el sistema cardiovascular.

También aumenta el flujo de sangre a todas las partes del cuerpo, oxigenando los órganos y promoviendo su efectividad.

La reducción de la presión arterial también está conectada a una menor probabilidad de enfermedades cardiovasculares como la arteriosclerosis, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.


etiquetas:
 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto