1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 4.50 (2 Votos)
Descansa y libérate de la adicción a estar ocupado - 4.5 de 5 basado en 2 votos
Escrito por Enrique Garcia Martinez
Publicado el 12 Septiembre 2014
Imprimir

 

Adiccion a estar ocupadoLas herramientas tecnológicas y la presión de los tiempos actuales hacen que estemos continuamente ocupados y con un ritmo de vida verdaderamente estresante.

Nos suele ocurrir que no tenemos suficiente tiempo porque siempre estamos ocupados y lo peor del caso es que vivimos en la cultura de la inmediatez, donde todo se nos exige prácticamente al tiempo de un click, porque la tecnología nos ha proporcionado herramientas de las cuales nos hemos vuelto esclavos y que fomentan la adicción al estar ocupados. 

 

 

Un ejemplo es el caso de los correos electrónicos o los mensajes tipo whatsapp en el cual el remitente espera una respuesta inmediata a lo que expone.

 

El cristiano poco a poco ha perdido la noción de que el descanso forma parte de la voluntad divina para nuestras vidas y que es muy necesaria para nuestra salud integral (cuerpo, alma y espíritu).  Es muy fácil dejarse envolver por las inmediatez de todas la demandas que se nos exige alrededor y no dediquemos ese tiempo de descanso.

 

La Biblia es muy clara en relación al descanso.  Dios descansó, le dijo a su pueblo que descansase un día a la semana, incluso señaló que la tierra descansara cada siete años.  Son principios bíblicos que hemos olvidado, que siguen vigentes y que si no los cumplimos acarrean en nuestras vidas maldición que luego se transforman en enfermedades, relaciones interpersonales rotas e incluso nos dejan un vacío interior.

 

En el contexto bíblico el descanso es parte de la libertad, pues sólo eran los esclavos quienes no descansaban.  En pleno siglo XXI, ya habiéndose erradicado la esclavitud desde hace siglos, muchos vivimos en ese estado pues hemos llegado convertirnos en adictos a estar ocupados.

Puede que pienses que esto es una locura porque pensabas que las adicciones sólo se crean en la persona cuando se utliza una substancia como una droga, la cafeina, el alcohol o el tabaco.  Sin embargo existen adicciones a procesos como el trabajo, estar siempre ocupados entre otros que generan una dependencia en nuestro interior como las que generan las adicciones a alguna substancia

Y de la misma manera que ocurre con adicciones  al alcohol o a las pastillas por ejemplo, una adicción a un proceso y en este caso la adicción a permanecer ocupado puede ser tan difícil de abandonar por la sencilla razón de que tener un horario saturado se siente bien. Se halaga a nuestro ego y nos hace sentir importantes. Pero ánimo que no es imposible y tenemos la promesa de que "todo lo podemos en Cristo que nos fortalece" (Filipenses 4: 13)

 

Acabo de leer un artículo de Brady Boyd, pastor principal de la Iglesia New Life en Colorado Springs en el que nos da algunos indicios sobre las cosas y eventos que nos impulsan a estar continuamente ocupados. Brady cuenta como su esposa le dio un ultimátum de dejarle si no resolvía su adicción y en 24 horas tomó una decisión drástica como fue la de renunciar a todas sus actividades para dedicarse de lleno a trabajar en su problema.

 

A continuación las cuatro señales que Brady Boyd señala y que nos pueden indicar si somos adictos a estar ocupados

 

1. Cuando estas muy ocupado te sientes como si estuvieras en tu gloria. No quieres desconectar y no te gusta ver espacios en blanco en tu calendario pues te da sensación de vacío.  Esto es señal que tus prioridades necesiten ser reorientadas.

 

2. Estás enganchado a los gadgets o dispositivos tecnológicos.  Esto puede incluso estar afectando tu vida relacional con Dios. Te sientes mal si dejas el teléfono en casa pues sientes que una parte de tu cuerpo se ha desconectado. Si cuando lees la Biblia o cuando oras no puedes concentrarte por las interrupciones de teléfono, el whatsapp, las alteras de los correos etc.  Esta es una señal peligrosa pues el enemigo le encanta ver como estás consumido con la tecnología en los momentos de quietud con Dios.

 

3. Nos encanta escuchar “Uff eres una persona muy ocupada”. Creemos que estar ocupados significa que somos más importantes o se nos aprecia más y si se me aprecia más entonces esto alimenta mi ego.  Textualmente Boyd dice “Todo el mundo quiere ser necesario y sentirse útil, pero esto se convierte en un problema cuando se convierte en nuestra identidad”.

 

4. No tenemos tiempo para nuestro seres queridos. Este es la peor señal y debemos trabajar en ello inmediatamente porque no sólo estamos destruyendo nuestras vidas sino la de nuestros amados.


Si luchas con la adicción a estar ocupado , es importante que busques ayuda en tu pastor, consejero cristiano y entre tus seres queridos.  Crea hábitos para tener tiempo libre con Dios diariamente al menos una hora y dedica un día de tu semana a descansar con tus seres queridos y poder descansar en el Señor.

 

No importa el día de la semana que dediques al descanso, puede ser incluso conveniente que no sea el domingo si el trabajo en la iglesia forma parte de tu rutina. Pero sobre todo no permitas que las “urgencias” minen nuestro propósito.  Todo esto requiere una decisión y una disciplina de nuestra parte pero en la medida que lleguemos a nuestro objetivo redundará en favor de nuestra salud y las relaciones con nuestros seres queridos y con Dios.

 


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto