1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 2.75 (2 Votos)
Renunciar para ir en pos de Él… - 2.5 de 5 basado en 2 votos
Escrito por Cristian Sepúlveda Jara
Publicado el 18 Marzo 2015
Imprimir

seguirle

 

“…Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame…” Este pasaje bíblico en Mateo 16:24 refleja en gran parte el sentir que Dios ha puesto en mi corazón este último tiempo…

 


Hace algunos días, una querida amiga me compartía lo siguiente: “cuando servimos a Dios, no se trata de vivir solo de recuerdos de lo que hemos hecho para su obra, sino que se trata de entender que este es el tiempo, el mejor tiempo para trabajar en su obra y hacer cosas, acciones, movernos, movilizarnos…. El mejor tiempo es hoy”

 


Querer – decidir – ir en pos de Él, negarse a sí mismo, tomar la propia cruz y seguidle, es la invitación que Dios ha plasmado y que Él anhela podamos hacer un compromiso real. Sabes, no basta con la motivación personal, no basta solo con tus talentos o habilidades, no basta solo con tus estudios, no basta solo con dar, no basta solo con orar... Dios, quiere contar contigo...  y es que no se trata solo de pedir a Dios lo que Él puede entregarnos, no basta tan sólo con querer que Dios nos guíe, Él quiere ser nuestro guía. No basta con pedir fuerzas a Dios, Él quiere ser nuestra fuerza. No basta solo con que Dios nos ame, nosotros debemos corresponder a su amor…


Hoy tú puedes decidir ser uno más en tu congregación, o aguardar con tranquilidad y en pasividad en el ministerio que pertenezcas en tu iglesia, o solo te remitas a cumplir con alguna labor que te ha sido encomendada, más te comparto que la relación con Dios va más allá, ir en pos de Él va más allá, Negarte a ti mismo para seguirle va más allá de solo ser parte o estar.


La obra de Dios, seguirle a Él, no es solo conocimiento sino también acciones. No son solo acciones también es conocimiento. A Dios conocemos y en Él nos movemos. Que todo lo que hagamos o decidamos sea no por emociones ni circunstancias, sino, bajo la voluntad de Dios. Él es acción, Él es pasado, presente y futuro.


Y es precisamente aquí, donde es positivo detenerse en la reflexión; Marcos Brunet en su libro Dios no tiene favoritos, tiene íntimos… entrega una afirmación que comparto plenamente:

 

“No todos los que están cerca de Jesús son íntimos. Algunos están cerca pero quieren solamente los panes y los peces. Otros están cerca pero solo buscan analizar y criticar.


Pero hay algunos que se identifican con Su pasión y renuncian a lo que sea para vivir en función de Él. Es gente que no se conforma con tener o ser, está dispuesta a conformar esa legión de anónimos en la tierra pero famosos en el cielo y temidos en el infierno. Simplemente quieren hacerle sonreír a Dios. A esos Jesús llama... ¡Sus íntimos!...”

 

La pregunta es: ¿Estamos dispuestos a renunciar a nosotros mismos para seguirle a Él? ¿A qué estás dispuesto a renunciar para vivir en función de Él? ¿Qué te ata hoy en día para no servir a Dios como anhelas en tu corazón?


Que no importe lo que puedan pensar de ti, hoy tu puedes decidir dejar toda tu vida en manos de Dios y que Él pueda moldearte para que mengues y Él pueda crecer en ti… hoy tú decides corresponde al amor de Dios. Hoy tú puedes ser el canal de bendición para tus amigos, tu familia, tus seres queridos. Hoy puedes renunciar para ir en pos de Él…

 

cristianSepulveda

Punto de encuentro Familiar es escrito por Cristian Sepúlveda Jara psicólogo y licenciado en psicología de la ciudad de Chillán, Chile.

Trabaja actualmente en el área de Educación, y en el área Clínica.

Cursó postgrado en indicadores clínicos en infancia y adolescencia en Concepción, Chile.

Forma parte de la Iglesia Metodista Libre y es integrante del ministerio musical y del equipo de expositores.

Leer más escritos de Punto de Encuentro Familiar

 

 


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto