1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 1.50 (2 Votos)
Mohamed Hegazy sigue preso en Egipto a pesar de haber cumplido su pena - 1.5 de 5 basado en 2 votos
Escrito por entreCristianos
Publicado el 07 Julio 2015
Imprimir

Mohamed Hegazy
Después de haber vivido la mayor parte de su vida adulta acosado, en la clandestinidad, o en la cárcel, el ex musulmán, ahora cristiano, Mohamed Hegazy, puede esperar más de lo mismo.

Hegazy, que está en prisión desde el  2 de diciembre 2013, es conocido por ser el primer egipcio que ha solicitado abiertamente el cambio de musulmán a cristiano en su documento de identidad. La razón, dijo, era para librar a su hijo, que pronto nacerá, de la persecución que él ha tenido que sufrir.

 

 "El converso se encuentra actualmente en la cárcel, y se desconoce si es por una sentencia que concluyó hace seis meses, o por un cargo de "desacato" al Islam en el 2009, cuyo plazo de prescripción ha expirado”, dice su abogado, Karam Ghobrial.

 

Habiendo sido ya absuelto de dos de los tres cargos relacionados con varios "delitos", una cosa es evidente: la Seguridad Nacional (el nombre actual del anteriormente temido Servicio de Investigación de Seguridad del Estado, el SSI) tiene la intención de no ponerle en libertad.

 

En agosto de 2007, Hegazy, conocido por su nombre cristiano Boulous, o Pablo, solicitó al gobierno cambiar su afiliación religiosa de musulmana a cristiana. El indicar la religión a la que se pertenece es un requisito obligatorio para solicitar el documento de identidad emitido por el gobierno egipcio y, como tal, determinará la propia existencia civil del individuo en este país.

 

Ha sido seguidor de Cristo por elección propia desde que tenía 16, Hegazy fue brevemente encarcelado y torturado en 2002 por el SSI; desde entonces vivía en la clandestinidad junto con su familia.

 

Fue detenido de nuevo en diciembre 2013 mientras grababa una protesta en Minya, finalmente fue condenado a cinco años de prisión por cargos diferentes s, entre ellos propagar información difamatoria y perjudicial para el interés público.

 

Lo que en principio fuera una sentencia de cinco años, fue finalmente reducida a un año de prisión (que por aquel entonces ya había servido). Sin embargo, no se le ha concedido la libertad, ya que la seguridad nacional insiste en mantenerle encarcelado.

 

Varios grupos de derechos humanos, entre ellos Solidaridad Copta, con sede en Estados Unidos, ha protestado por el prolongado dilema legal de Hegazy.

 

"Durante su encarcelamiento, no se le ha permitido recordar la Santa Cena ni tener una Biblia, tan solo le está permitida irregularmente la visita de su abogado”, dijo Ghobriel.

 

Ghobriel ha intentado presionar por cauces legales la puesta en libertad de su cliente, llegando a presentar una denuncia ante el Fiscal General, pero fue en vano.


Ghobriel mantiene que la acusación fracasó al no presentar pruebas para respaldar su posición. Dice que a Hegazy se le está negando su puesta en libertad y que se le somete deliberadamente a abusos, única y exclusivamente, por su firme desaprobación del Islam.

 

Durante su encarcelamiento, Hegazy ha sido golpeado varias veces por semana, además ha sido colocado en una sala de ejecución. Según se informa, ha sido arrastrado por suelos en bruto, le han afeitado lacabeza, una práctica a menudo reservada para los delincuentes sexuales o como una manera de romperle la moral.

 

Egipto afirma - tanto en su propia Constitución actual, que fue aprobada en enero de 2014, y en virtud de sus obligaciones legales internacionales - el respeto hacia la libertad de creencias, y la dignidad humana.

 

De acuerdo con la prolongada prohibición de la apostasía, un musulmán que abandone el Islam es considerado culpable de un delito digno de muerte. Según una encuesta de 2013 del Pew Research, el 88 por ciento de los musulmanes egipcios está a favor de la pena de muerte para cualquiera que abandone el Islam.

 


etiquetas:
 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto