1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 23 Octubre 2012
Imprimir
Rowan WilliamsEl saliente arzobispo de Canterbury y líder máximo de la iglesia anglicana, Rowan Williams, está haciendo sus últimos intentos para persuadir a las demás autoridades de su confesión cristiana en Inglaterra para que el próximo sínodo general apruebe la ordenación de mujeres como obispas.
Esta situación ha tensado las relaciones en la Comunión Anglicana, dividida teológicamente entre quienes aceptan la ordenación episcopal femenina y quienes se rehúsan ante esa posibilidad. Desde 1994, los anglicanos admitieron la ordenación de mujeres como sacerdotisas.

En un artículo publicado en el informativo anglicano The Church Times, el Arzobispo Williams dijo que la norma que acepte la ordenación episcopal femenina "formará el futuro de la iglesia de Inglaterra por generaciones".

Para Williams, un voto contra la propuesta de la ordenación de obispas "pone en riesgo de comprometernos en un periodo de continuo y quizás intensificado conflicto interno sin una salida clara garantizada".

Williams está tratando de presionar con esta medida al Sínodo General de noviembre, la última reunión de los líderes anglicanos antes de que él deje su cargo en diciembre de este año, tras 10 años de liderar la iglesia de Inglaterra.

Si la ordenación de obispas no es aprobada en este sínodo, la propuesta no podría ser revisada sino hasta el próximo Sínodo General, dentro de 10 años.

El arzobispo Williams dijo que la ordenación de mujeres como sacerdotisas pero no obispos crea una "anomalía" que introduce "falta de claridad" en la teología anglicana, que dice que, según él, acepta sólo el sacerdocio de Jesucristo".

Para Williams, es "inconsistente excluir en principio a una persona bautizada de la posibilidad de ser ordenada ministra".

El líder anglicano negó que este esfuerzo sea una concesión al "igualitarismo secular", pero dijo que la iglesia anglicana debe admitir que "sin el feminismo secular podríamos nunca haber visto la urgencia de esto o la inconsistencia de nuestra posición previa".

Una controversia importante dentro de la legislación de la iglesia anglicana es si es que puede ofrecer protecciones adecuadas a aquellos miembros que tienen objeciones teológicas para la ordenación de mujeres como obispos. Algunos promotores de la ordenación episcopal femenina ven esta iniciativa como discriminatoria.

El grupo anglo-católico Forward in Faith y el grupo evangélico Reforma han expresado su oposición a la legislación que permitiría la ordenación episcopal femenina.

El diario británico The Guardian informó que el grupo Mujeres y la Iglesia, un importante promotor de la ordenación episcopal de mujeres, ha dicho que sus miembros están divididos en este tema y no tomará posición.

Con esta modificación de la legislación anglicana, la iglesia de Inglaterra se arriesga a alejar aún más a los tradicionalistas, muchos de los cuales ya se han ido a otras iglesias debido a sus objeciones sobre las importantes diferencias teológicas y morales de los anglicanos con el cristianismo histórico.

El reemplazo de Williams será designado a través de las Comisiones de Nominaciones de la Corona Británica, que le remitirán un candidato preferido y un segundo aceptable al Primer Ministro de Reino Unido.

El Primer Ministro aconsejará luego a la Reina Isabel II, la cabeza de la iglesia de Inglaterra, sobre el nombramiento del sucesor del arzobispo.

 

Fuente: ACI Press


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto