1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 11 Octubre 2009
Imprimir
fondosmutuales.jpgLos fondos de alto riesgo, cuya falta de regulación contribuyó a la crisis económica, han recibido la bendición de los jerarcas de la Iglesia Anglicana.

En una carta al comité selecto para la Unión Europea de la Cámara de los Comunes, los comisarios de esa iglesia, custodios de su riqueza, expresaron su preocupación por el plan de Bruselas de regular esa industria, informa hoy el diario "Financial Times".

"Nos preocupa que, tal y como está redactada, la directiva (europea) restrinja significativamente nuestra capacidad de generar fondos para llevar a cabo nuestras misiones caritativas y de paso nuestro impacto de hacer el bien público", señala la carta.

El último año ha sido desastroso para las inversiones de la Iglesia Anglicana, que han caído de 5.700 millones de libras en el 2007 a sólo 4.400 millones en el 2008.

Con los comisarios, entre los que figura el primado anglicano y arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, y el arzobispo de York, John Sentamu, se han solidarizado otras fundaciones de tipo benéfico como el Wellcome Trust, la Paul Hamlyn Foundation o la Henry Smith Charity, que firman también la carta.

"Maximizar la rentabilidad de nuestras carteras de inversiones es esencial para cumplir la misión encomendada a nuestras fundaciones en beneficio de la sociedad", agrega la carta, según la cual "el borrador de directiva, pese a sus buenas intenciones, amenaza ese objetivo".

Las fundaciones se dicen preocupadas en concreto por tres aspectos de la directiva: la prohibición de que los inversores europeos inviertan en fondos extracomunitarios, la obligación de que los fondos utilicen bancos registrados en la UE y los límites que se trata de imponer al recurso al "apalancamiento" (la realización de operaciones con un elevado nivel de endeudamiento).

En lugar de "imponer restricciones" que "reducirían nuestra libertad", la UE debería centrar sus esfuerzos en exigir transparencia para que los inversores puedan "formarse su propia opinión".

En plena crisis financiera, el pasado septiembre, el mismo primado anglicano que hoy pide libertad para los fondos, criticó las llamadas "ventas en corto" o al descubierto, mientras que el arzobispo de York llamó "ladrones de bancos" a quienes se lucran especulando con la depreciación de los activos.

Al escuchar esas críticas, los gestores de fondos "hedge" o de alto riesgo les recordaron a los eclesiásticos que buena parte de la riqueza de la Iglesia Anglicana estaba invertida precisamente en esos instrumentos de alto riesgo.

Fuente: ADN


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto