1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 12 Octubre 2008
Imprimir
mosul.jpgMiles de cristianos aterrorizados han huído de Mosul escapando de los ataques extremistas que ha venido incrementándose en la región
Los ataques insurgentes contra los cristianos en la ciudad iraquí de Mosul obligaron a 500 familias a abandonar sus casas la semana pasada, dijo el sábado el gobernador de la provincia norteña iraquí de Nínive.

Duraid Mohammed Kashmoula dijo que en total huyeron unas 3.000 personas, y agregó que la mayoría se refugió en iglesias, monasterios y casas de familiares en las cercanas aldeas cristianas.

En una entrevista telefónica con The Associated Press, Kashmoula describió los últimos siete días como un periodo de “importantes éxodos”. Agregó que los funcionarios provinciales de seguridad se reunieron con los dirigentes cristianos para proteger a la comunidad “de los terroristas, los asesinos”.

“Por supuesto que los elementos de al-Qaida están tras esta campaña contra los cristianos”, dijo Kashmoula en la entrevista telefónica. Pidió al gobierno que lance una ofensiva para desalojar de su provincia a los insurgentes de al-Qaida en Irak, como hicieron las autoridades en otras partes del país.

Aunque la comunidad cristiana de la tercera ciudad de Irak fue atacada en otras ocasiones, los dirigentes locales políticos y religiosos dicen que existe una nueva tendencia de asesinatos y desplazamientos forzosos por motivos únicamente religiosos.

“Los cristianos son sometidos a intentos de secuestros y el pago de rescates, pero ahora están sometidos a una campaña de asesinatos”, dijo Kashmoula.

La violencia en Mosul tiene lugar pese a las operaciones iraquíes-estadounidenses de las últimas semanas contra al-Qaida en Irak y otros insurgentes, a fin de evitar que consoliden sus reductos al norte de la capital.

El sábado, un convoy en el que viajaba un líder del principal partido político suní fue atacado en Mosul, pero no hubo heridos, dijo la policía.

Empero, un civil y un atacante murieron en un tiroteo ocurrido en un mercado de Mosul, dijo un policía a condición de guardar el anonimato por no estar autorizado a dialogar con la prensa.

La policía iraquí en Mosul, a 360 kilómetros (225 millas) al noroeste de Bagdad, dijo haber encontrado los cadáveres cosidos a balazos de siete cristianos en lo que va de mes, el último un bracero encontrado el miércoles.

El padre Bolis Jacob, de la iglesia Mar Afram de Mosul, sostuvo que el número de muertos es incluso mayor. Agregó que no podría entender esos ataques.

“Respetamos la religión islámica y los clérigos musulmanes”, indicó. “No sabemos bajo qué pretextos religiosos operan estos terroristas”.

Los cristianos suman el 3% de los 26 millones de habitantes en Irak, unos 800.000, y cuentan con una presencia significativa en la provincia norteña de Nínive.

Los extremistas islámicos los han atacado con frecuencia desde la invasión estadounidense del 2003, lo que obligó a huir del país a decenas de miles. Los ataques han disminuido, al igual que la violencia en el resto del país.

A principios de semana, el arzobispo caldeo Louis Sako dijo estar preocupado por la “campaña de asesinatos y deportaciones contra los ciudadanos cristianos de Mosul”.

 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto