1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 11 Mayo 2008
Imprimir
reina_saba.gifArqueólogos de la Universidad de Hamburgo han hecho público el hallazgo de los restos del palacio de la legendaria reina de Saba, Makeda, en la localidad etíope de Axum-Dungur, cerca de la frontera con Eritrea.

El equipo de arqueólogos, dirigido por el profesor Helmut Ziegert, viene trabajando en la zona de Axum-Dungur desde el año 1999 que trabaja en la zona desde 1999, basa su anuncio en la aparición de numerosas ofrendas en un templo, fechado en el siglo X antes de Cristo, localizado bajo otro de consagración cristiana. La cantidad de ofrendas y la orientación del templo, en dirección a la estrella Sirius, son los indicios esgrimidos por los arqueólogos alemanes.
La reina de Saba está documentada casi exclusivamente en la Biblia y se la conoce por su relación con el rey hebreo Salomón, con el que habría tenido un hijo, Menelik I, y por la riqueza de su reino. En un viaje, y en reconocimiento al saber de Salomón, le habría regalado kilos de oro, dice la tradición. Menelik habría sido el constructor del templo, según la tesis alemana.

De ser realmente el palacio de la reina de Saba, se habría desvelado uno de los mayores enigmas de la antigüedad, según anunció ayer la universidad de Hamburgo en un comunicado. Además, los descubridores defienden la teoría de que el recinto habría albergado durante un tiempo el Arca de la Alianza, el cofre mencionado en la Biblia como contenedor de los diez mandamientos; una caja de acacia y oro construida por Moisés por orden de Dios para tal fin.


Tres expertos consultados por este diario mostraron ayer su sorpresa, su escepticismo e incluso su incredulidad respecto al anuncio, dado que la reina de Saba y su reino están ubicados en Yemen, al otro lado del mar Rojo. Se sabe que los sabeos atravesaron el estrecho de Bab El Mandeb, en el mar Rojo, y se asentaron en la actual Etiopía, donde establecieron un judeocristianismo que pervive. Pero ese viaje fue hacia el siglo VI a. C, esto es, cuatro siglos después de la fecha en que se sitúa dicho templo, descubierto esta primavera.


El comunicado de los arqueólogos es poco preciso, pero no parece que se hayan localizado inscripciones, "y la cultura sabea es epigráfica, de modo que es raro que no detallaran que aquel edificio era tan importante", advierte un experto arqueólogo catalán. El catedrático emérito de filología semítica de la Universitat de Barcelona Gregorio del Olmo pone "en tela de juicio" el hallazgo mientras "no aparezca un friso explicativo". "La reina de Saba posiblemente existió - añade-, pero dudo que el templo hallado sea el del personaje bíblico, aunque puede que los sabeos de Etiopía, en su tradición, lo establecieran en honor de aquel personaje".

El reino de Axum alcanza su esplendor en el IV d. C., catorce siglos después de la fecha en que se sitúa el edificio.

Otro arqueólogo catalán, Eduard Porta, considera "imposible, increíble" que dicho templo sea el de la legendaria reina, porque el grueso de su cultura estuvo en la península arábiga.

 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto