1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 16 Noviembre 2008
Imprimir
sorayamoraes.jpgSoraya Moraes, nacida en Sao Paulo en Brasil, ganó dos grammys en los renglones de música cristiana, tanto en español como en portugués.
Aunque Soraya Moraes ya había sido galardonada con el “Gramófono” en el año 2005, al Mejor Álbum Cristiano en Portugués con la placa en vivo Deixa O Teu Rio Me Levar, su trabajo para la escena de habla hispana, era completamente desconocido hasta el momento.

Por tal razón, si se analiza con detalle el actual momento de la industria musical cristiana en la lengua de Cervantes, saturada de excelentes producciones, no deja de ser una sorpresa, que la salmista carioca haya dejado en el camino, a grandes de la música contemporánea cristiana en Hispanoamérica y la parte hispana de los Estados Unidos.

En un doblete sin precedentes en la historia de los más importantes galardones de la música en la corriente principal, Soraya Moraes fue premiada por el Mejor Álbum Cristiano en Español con el disco Tengo Sed de Ti y a Mejor Álbum Cristiano en Portugués con su octava placa en este idioma, titulada Son Da Chuva.

Con la victoria de la cantante paulina, quedaron en el camino, importantes producciones: Ayer te Vi…Fue Más Claro Que la Luna de Jesús Adrián Romero, Cuidaré de Ti de Álex Campos, Sinfonía del Alma de Marcos Witt y Refréscate de su compatriota Aline Barros, todos con una interesante rotación en diferentes radioestaciones cristianas a lo largo y ancho de Latinoamérica.

Sin demeritar, el corazón, la pasión y el gran trabajo ministerial de Soraya Moraes, el premio en español deja en la incertidumbre y el sinsabor con respecto a los criterios de manejo utilizados para la selección de los productos; pues es difícil entender como un a placa que no cuenta con la rotación y la distribu
ción en el mercado internacional se lleva el premio más importante a la música cristiana de habla hispana.

De mismo modo, es un poco triste, ver que el excelente trabajo de importantes hombres del mercado internacional como Juan Blas Caballero (Álex Campos, Julieta Venegas, Rescate y BajoFondo Tango Club) y KiKo Cibrián (Jesús Adrián Romero, Reik y Marcela Gándara) por nombrar algunos, queda flotando en un limbo, donde la honra llega a donde menos se esperaba.

Por ahora, lo importante es continuar haciendo que la música cristiana siga cumpliendo sus objetivos de alcanzar y acercar a todos los que no conocen las Buenas Nuevas de la fe, así como edificar y fortalecer a quienes gozan el beneficio de la salvación.


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto