1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 27 Enero 2008
Imprimir
yiyeavila.jpgEl coordinador del Ministerio Internacional Cristo Viene, Pedro Rosa Soto, aseguró en Managua que el predicador puertorriqueño Yiye Ávila podría ser criticado por algún sector cubano en el exilio por su decisión de viajar a Cuba y orar por la salud del comandante Fidel Castro, pero que está decidido a intentarlo: “Sólo Dios pararía a Yiye Ávila orar por Fidel Castro”.

“Puede criticarlo quien quiera, pero si Dios está en el plan no hay quién pare esto. Creo que el cubano, sea cristiano o no, debería alegrarse de que uno vaya a la isla llevarle un mensaje de paz a la nación”, indicó.

José Joaquín Ávila estuvo apenas unas horas en Managua a inicios de esta semana para reunirse con el presidente Daniel Ortega y solicitarle sus buenos oficios para poder viajar a la Isla, donde pretende ir al lecho de enfermo del presidente Castro y orar por su recuperación.

De 82 años, Yiye lleva casi 50 evangelizando. La idea del Ministerio Internacional es realizar la primera cruzada evangelística masiva en la Perla de las Antillas, desde el triunfo de la Revolución en 1959.

Cuba, país que sufre un bloqueo económico por parte de Estados Unidos, a pesar del mandato de la ONU de ser levantado, cuenta con un creciente número de evangélicos. Sólo las Asambleas de Dios cuentan con tres mil iglesias, sin incluir otras formas de reunión. Aunque no se han construido nuevos templos desde 1957, los que siguen abiertos para los creyentes, funcionan en toda la república las llamadas casas-cultos, donde los cristianos celebran sus actividades.

El predicador Ávila apoya a los cristianos isleños con bicicletas para su movilización. “Las iglesias siempre están llenas”, aseguró Rosa.

ORAR POR FIDEL
“Cuando sabe que Fidel Castro está sumamente enfermo, como hombre de Dios que es, quiere orar por su salud. No somos Dios para excluir a nadie, ni andar negándole el plan de salvación. La Biblia dice que hay que orar por los gobernantes y no dice qué tipo de gobernantes”, precisó Pedro Rosa.

Añadió que el ministerio de Ávila no cuenta con una línea política de pensamientos, “y si la tenemos es privada. “Nuestra labor es humanitaria. Todos tienen derecho a recibir la palabra de Dios que dice: ‘Id y predicad en su nombre el arrepentimiento’. Es nuestro deber, no importa qué figura sea la persona, debemos orar”.

Preguntado acerca de la diferencia entre el cristianismo que predica Yiye Ávila y la de algunos evangélicos (por George Bush y quenes le apoyan) que “en vez de bendiciones aprueba invasiones y lanzamientos de bombas”, el representante del evangelista respondió que, como dice la Biblia, “nuestras armas de milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para destrozar fortalezas. Cuando la Biblia dice esto, nuestra guerra no es contra el hombre, sino contra un ser espiritual llamado diablo o Satanás. Nuestro enfoque es contra esa potestad no contra los gobiernos establecidos”, aclaró.

“Hay muchos que se llaman evangélicos, pero más que cristianos son políticos; ahí entra esa actitud cuando apoyan derrocamientos, uso de armas, invasiones y todo ese tipo de cosas. No estamos a favor de la guerra ni que se mate al ser humano. Simplemente, estamos a favor de que reine la justicia de Dios, la única manera es que la gente oiga la Palabra de Dios”.

Yiye Ávila fue el primer evangelista que realizó una campaña pública en la Nicaragua del gobierno revolucionario en 1987. Fue, además, la primera ocasión en que un Presidente asistió a una cruzada evangélica. Entonces, Ávila le dijo al presidente Ortega: “Nunca espere que la Iglesia Evangélica que ama a Dios atente contra usted ni contra su vida. La Iglesia está para dar bendición”. Desde entonces, hay una fuerte amistad entre los dos líderes, razón que explica el viaje del predicador para poder acceder a la mayor de las Antillas.

“SÓLO EL DE ARRIBA ME SACA”
Pedro Rosa recordó, en relación con la solicitud de viajar a Cuba, que el comandante Castro antes de caer enfermo reconoció en una cumbre presidencial en Sudamérica que por muchos años habían querido sacarlo del poder. Entonces señaló al cielo y dijo: “El único que me puede sacar es el de Arriba”.

“La salud del comandante Castro está en las manos de Dios. Ore o no Yiye Ávila, quien determina el destino final del comandante es Dios. Él es soberano. ¿Por qué los que se oponen a él no se quejan contra Dios de que el hombre sigue ahí? Yo no me puedo alegrar de la muerte de una persona, cuando yo sé que todavía no ha conocido el evangelio. El asunto es que un sector de la Florida se pone alegre cuando se anuncia que el presidente estornudó”.

Dide Pedro Rosa que en Florida “hicieron fiesta (la última vez), eso no es bueno para un cristiano. Estoy consciente de que la mayoría que manifestaba esa alegría no era gente cristiana de iglesias. Yo he estado en Miami y he predicado ahí a la comunidad cubana, le he hablado de lo que hacemos en Cuba, y me apoyan financieramente para que vaya y ayude. Hablo de cubanos que conocen al Señor, hay cubanos que no conocen al Señor y como cualquier persona se alegraría del mal que le pase al enemigo. Yo no podría hacer eso, yo debo amarlo, no importa cuál sea la posición política. La base del cristiano, su fundamento, es el amor”.

El conferencista recordó que Cristo nunca maldijo a nadie, y si hizo algo por el estilo, es cuando predicó contra los falsos religiosos, contra aquellos que teniendo una religión obligan a la gente hacer una cosa y ellos hacen lo contrario. Eso es hipocresía religiosa, eso sí atacó Jesús fuertemente. Él no atacó a ningún inconverso, destacó.

 

Fuente: END/ACPress.net


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto