1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 18 Enero 2009
Imprimir
dieta.jpgEl pueblo de Israel estuvo lejos de "la tierra que fluye leche y miel", y sus integrantes sufrieron las consecuencias de una dieta no balaceada, afirma un teólogo escocés.

El Dr. Nathan MacDonald, es profesor de Antiguo Testamento en la Universidad de San Andrés, en escocia.  Sus afirmaciones están basadas en textos bíblicos y evidencias arqueológicas que llevan a esas conclusiones dietéticas

En sus observaciones se nota que entre los israelitas había mucha hambre y que sus comidas a menudo carecían de algunas vitaminas y minerales.

Sin embargo hay que estacar que el piensa que la Biblia contiene importantes mensajes en relación a la alimentación.

El teólogo sabe que su estudio podría suscitar polémica entre fundamentalistas y entre los seguidores de los libros que se han convertido en bestselers como "What Would Jesus Eat?"  (¿Qué es lo que Jesús comería?) y "The Maker's Diet" (La dieta del Hacedor).

Por otro lado MacDonald comenta que  "Aunque mucha gente tenga ese pensamiento, la evidencia es que la dieta en algunas ocasiones no era muy saludable.

La Biblia tiene mucho que decirnos al respecto como la importancia de compartir con los menos afortunados acota el escocés.

"Excepto en los tiempos de hambre y escasez de alimentos (que eran algo frecuentes) proporciona las calorías necesarias, pero se carece de ciertas vitaminas y minerales.  Algunos libros proponen la alimentación basada en la Biblia porque se piensa que son dietas de bajo contenido en grasa y de alta cantidad de fibra. Es cierto que muchos israelitas raramente comían carne, pero hablando de frutas y hortalizas ofrecía menos de lo que se necesita. En realidad, no es una dieta equilibrada. "

Haciendo estudios en restos humanos de la población de Israel de esos períodos, el Dr. MacDonald se encontró evidencias de anemia por carencia de hierro, y esto se suele ocurrir cuando se consume una dieta alimenticia rica en carbohidratos (pan y similares) y que es además baja en carnes y verduras.

El teólogo plantea que es muy probable que las mujeres embarazadas y los niños sufriesen las consecuencias y enfermedades debidas a una mala nutrición.

 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto