1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 09 Mayo 2010
Imprimir
cuchilloBasándose en Marcos 9:43-47 un hombre aplicó literalmente lo dicho en este pasaje para tratar vencer la tentación sexual que sentía por una vecina.

Un colombiano 46 años, se cortó el pene con un cuchillo casero para vencer la tentación de atracción física que sentía por una vecina. El insólito caso ocurrió en el barrio Ciudad Caribe I, del municipio de Soledad, área metropolitana de Barranquilla.

El extraño suceso lo confirmó el cuerpo médico del Hospital General de Barranquilla, donde fue atendido el paciente minutos después de que se amputara este hombre su miembro viril, el cual quedó únicamente unido a su vientre por una delgada capa de piel.

El meollo del asunto es que el hombre interpretó literalmente Marcos, 9:43-47 “Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado”. Este individuo tiene 20 años de ser cristiano solamente que se desconoce de qué religión es.

Después haberse cortado el pene por interpretar la Biblia literalmente, el hombre sufrió una gran hemorragia y comenzó a pedir ayuda a gritos a sus familiares. Éstos, sin perder tiempo, lo trasladaron al Hospital, donde después de una rápida consulta médica decidieron iniciar la cirugía para reconstruirle el órgano amputado. La intervención duró una 1 hora, y en ella intervino un equipo multidisciplinar de diferentes especialidades quirúrgicas.

El urólogo Alberto Barros, después de finalizar la intervención quirúrgica, explicó que el paciente se cortó el miembro con un cuchillo tan afilado que provocó unos cortes parecidos a los que hace un bisturí, esto permitió que los expertos pudieran reconstruir todos las estructuras desunidas (músculos, arterias, venas, cuerpos cavernosos y nervios). El urólogo aseguró que si no surgen complicaciones el paciente podrá recuperar su capacidad sexual.

Fuente: El Heraldo

Se corta el órgano sexual “para vencer la tentación”

Basándose en Marcos 9:43-47 un hombre buscó vencer la tentación sexual que sentía por una vecina.

Un colombiano 46 años, se cortó el pene con un cuchillo casero para vencer la tentación de atracción física que sentía por una vecina. El insólito caso

ocurrió en el barrio Ciudad Caribe I, del municipio de Soledad, área metropolitana de Barranquilla.

El extraño suceso lo confirmó el cuerpo médico del Hospital General de Barranquilla, donde fue atendido el paciente minutos después de que se amputara este

hombre su miembro viril, el cual quedó únicamente unido a su vientre por una delgada capa de piel.

El meollo del asunto es que el hombre interpretó literalmente Marcos, 9:43-47 “Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida

manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado”. Este individuo tiene 20 años de ser cristiano solamente que se desconoce de

qué religión es.

Después haberse cortado el pene por interpretar la Biblia literalmente, el hombre sufrió una gran hemorragia y comenzó a pedir ayuda a gritos a sus

familiares. Éstos, sin perder tiempo, lo trasladaron al Hospital, donde después de una rápida consulta médica decidieron iniciar la cirugía para

reconstruirle el órgano amputado. La intervención duró una 1 hora, y en ella intervino un equipo multidisciplinar de diferentes especialidades quirúrgicas.

El urólogo Alberto Barros, después de finalizar la intervención quirúrgica, explicó que el paciente se cortó el miembro con un cuchillo tan afilado que

provocó unos cortes parecidos a los que hace un bisturí, esto permitió que los expertos pudieran reconstruir todos las estructuras desunidas (músculos,

arterias, venas, cuerpos cavernosos y nervios). El urólogo aseguró que si no surgen complicaciones el paciente podrá recuperar su capacidad sexual.

Fuente: El Heraldo


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto