1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 5.00 (1 Voto)
Perdiendo peso a ritmo de Gospel - 5.0 de 5 basado en 1 voto
Escrito por entreCristianos
Publicado el 03 Agosto 2008
Imprimir
gospelfitness.jpgA medida que un grupo de mujeres suben y bajan sus piernas y brazos, sus abdominales queman grasa.  Seguramente este esfuerzo es más llevadero si se hace alabando a Dios en un local de la iglesia, al ritmo de música gospel.

"Ya casi terminamos, demos gracias a Dios", grita la instructora de aeróbicos gospel Melanie Kelly tratando de opacar la música.  Se dirige a un grupo de mujeres en el trajín de los ejercicios para lograr rebajar peso.

Estos aeróbicos gospel fusionan la espiritualidad con el deporte, la adoración con los aductores, las alabanzas con las flexiones.

"Con aeróbicos gospel venimos juntos y nos ejercitamos presentando nuestros cuerpos como templos para Dios", señaló Dawn Harvey, pastora y fundadora de la iglesia "Embrace your Greatness" cuya visión es fomentar más la participación de las mujeres en la vida diaria y social.

"Nuestros cuerpos hospedan al Espíritu Santo y es por ello que queremos cuidar nuestros templos mucho y así tener vidas más longevas, prósperas y sanas", basándose en las palabras de Pablo a la Iglesia de Corinto en su primer carta dirigida a esa comunidad primitiva.

Desde el mes de Abril, Kelly dirige la clase semanal de aeróbicos en esta iglesia que se ubica en las afueras de la ciudad de Washington, y dice haberlo hecho por una inspiración divina.

"Estaba un día danzando en mi sótano y al mismo tiempo estaba haciendo ejercicio y Dios me mostró la visión de crear aeróbicos gospel", manifestó Kelly, quien es analista de sistemas y danza en la alabanza de la congregación en los cultos del domingo.  Asegura que su función en la iglesia es trasmitir la palabra de Dios usando la danza y el movimiento.

"Levántenlo más, más alto", grita la instructora al son de "Mi Dios es un Dios formidable" como música de fondo que inspira al grupo ha seguir haciendo  flexiones.

"Es de Ayuda si nos esforzamos, con música que llena el espíritu y no sólo con mover el cuerpo", declaró Harvey, quien ha bajado una talla desde que comenzó ha con las sesiones de una hora.

"Duele y se siente... pero logramos superarlo", manifestó Mary Grice, quien trabaja en correos.

"Es gimnasia aeróbica, pero el que lo hagamos para el Señor lo hace más fácil y nos da ese impulso extra", afirmó Kindra Owens.

Por su lado Patrina nos contó como perdió 8.5 kilogramos desde el pasado mes de Mayo cuando comenzó a asistir a los aeróbicos gospel. "Anteriormente estaba apuntada a un gimnasio, pero no asistía", puntualizó. "Aquí recibes tanto apoyo. La gente espera ver tu cara todas las semanas. Sabes que estas personas están orando por ti y están de tu lado", indicó.

Además las mujeres de esta gimnasia aeróbica afirman que  existe una gran diferencia entre los gimnasios que se encuentran en el mundo secular.  Se basan en que en esos lugares hombres escasamente vestidos se comen con los ojos a las mujeres poco vestidas.  Mientras que el ambiente de las clases de aeróbicos gospel brindan un entorno donde el único que observa es el instructor... y Dios, por supuesto.

"Él está mirándonos ahora. Está siempre con nosotros", dice Harvey mientras la música sube de tono y las mujeres aprietan los dientes y cambian de ejercicio, esta vez para moldear sus glúteos... con la ayuda divina.

Fuente: Univision. edición: entreCristianos.com


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto