1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 15 Noviembre 2009
Imprimir
tragediaSalvadorLa tragedia que atraviesa el pueblo salvadoreño, que ha cobrado la vida de más de 120 personas, también afecta muchas congregaciones y hogares de sus miembros.

Según la Alianza Evangélica salvadoreña, más de 25 iglesias están dañadas y muchas de ellas no podrán ser utilizadas momentáneamente para los servicios religiosos. Además varias familias cristianas han perdido sus hogares.

La Alianza Evangélica y más de 20 iglesias coordinan un plan de acción para la recolección de víveres y ropa para los damnificados. “Intentamos acercarnos a las iglesias y ver sus necesidades inmediatas las cuales son alimento, agua y calzado especialmente para los niños, y ya estamos respondiendo a esas necesidades”, dijo Juan Carlos Hasbun, Presidente de la Alianza Evangélica.

También se coordina una estrategia para evaluar la condición de las congregaciones y solicitar ayuda para la reconstrucción. “Estamos llamando a donantes nacionales e internacionales para proveer tiendas de campaña para familias, algún tipo de lonas para restablecer los cultos o para reconstruir lo dañado. La meta es dejar en el menor tiempo posible las iglesias como estaban antes”, añadió Hasbun.

Las acciones se están realizando en coordinación con autoridades de gobierno, organizaciones no gubernamentales, iglesias y países vecinos. Medios de comunicación e iglesias han organizado momentos de oración por la nación y por el bienestar de los afectados.

En ese estado de calamidad nacional, El Salvador lucha esta semana para reponerse de la indiscriminada devastación causada por el paso fugaz del huracán Ida.

“Hemos tenido denuncias de muchos de nuestros pastores, de nuestras iglesias, que han tenido desmoronamientos, muertes de algunos de sus miembros”, comenta el pastor Michael Velásquez.

El pastor Carlos Campos fue uno de los primeros en llegar al pueblo de Verapaz, en la zona central de El Salvador, convertido ahora en el emblema de la tragedia. “Tuvimos que dejar nuestro vehículo en el kilómetro 51 para poder llegar al pueblo de Verapaz caminando, luego tuvimos que pasar lo que son las peñas para poder llegar al pueblo donde el cual nosotros ejercer nuestro pastorado”.

Un deslave del volcán cercano arrasó con decenas de viviendas, ocasionando muerte y destrucción. “Nosotros hemos perdido 2 familias en ese derrumbe”, comenta Campos.

Escenas de dolor se repiten por todo el país. De acuerdo a la Alianza Evangélica Salvadoreña, numerosas congregaciones y hogares de sus miembros han sido afectados.

Sin embargo, el dolor no ha superado al amor por los semejantes. “No podemos quedarnos de brazos cruzados, hay muchas de nuestras iglesias que también se han visto afectadas”, dice el pastor Hazael Mendoza.

Decenas de iglesia han iniciado cruzadas y utilizan todos sus medios para solicitar ayuda.

Una de las personas que dijo presente ante este llamado fue Ana Virginia Canales. “La verdad entendemos la situación que esta pasando la gente, gracias a Dios nosotros no estamos en esa situación y hemos podido venir a colaborar pues, con todo el deseo de nuestro corazón venimos a dejar estos donativos que no es ropa nueva pero sabemos que le va ayudar mucho a toda la gente”.

Canales no solo ha visto en esta situación una oportunidad para colaborar con ropa o alimentos, también ha aprovechado para compartir un mensaje de salvación.

“Estos eventos dejan abierto un canal para que nuestras iglesias no solamente trabajen en una función social, sino que nos acerquemos a las personas para poder ganarles para Cristo y predicarles la palabra. En este momento hay muchos pastores de nuestra organización que están predicando en los albergues que se ha establecido por parte del gobierno, para colaboración de todas estas comunidades se esta predicando la palabra”, comenta el pastor Velásquez.

Una palabra de esperanza, que resulta vital en los momentos de angustia que vive esta nación centroamericana.

Tomará mucho tiempo y millones de dólares para que El Salvador vuelva a la normalidad, será un tiempo duro, sin embargo el amor y la solidaridad del pueblo cristiano estará presente.

Fuente: Mundo Cristiano

 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto