1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por Reuters
Publicado el 23 Septiembre 2007
Imprimir

food.jpgLa familia Hale ha adoptado la agricultura orgánica porque es saludable, buena para el medio ambiente y menos cruel con los animales, pero sus integrantes aclaran que no son adoradores de la naturaleza de la era o hippies que buscan volver a las bases.

Ellos forman parte de un pequeño movimiento de cristianos conservadores que creen que la Biblia demanda un acercamiento orgánico o natural a la agricultura.

 

La familia Hale apoya al Partido Republicano y respalda al ex gobernador conservador de Arkansas Mike Huckabee para que sea el próximo presidente de Estados Unidos. Ellos toman su fe con seriedad.

Los ocho hijos, que van de los 9 a los 24 años, fueron educados en casa, en parte para resguardarlos de las corrosivas influencias seculares. Las cuatro mujeres y la madre Connie visten largas faldas.

De todos modos, al igual que los amish y los menonitas antes que ellos, han elegido un estilo de vida que otros cristianos conservadores en Estados Unidos pueden descartar calificándolo de anticultural.

"El pensamiento humanista es que queremos tener el control de todo. Sólo queremos llegar y envenenar a estos insectos," dijo el patriarca Mike Hale sobre el acercamiento más usual a la comida y la agricultura.

"Pero porque somos orgánicos no podemos envenenar a los insectos y dependemos del Señor. A determinado nivel confiamos en que el Señor se ocupe de todo," agregó mientras pollos piaban y un gallo careaba cerca de él.

La agricultura orgánica enfatiza la rotación de los cultivos, el abono vegetal y el uso de estiércol animal, evitando fertilizantes químicos y pesticidas que los granjeros orgánicos dicen que contaminan la comida, la vida silvestre y el medio ambiente.

La familia Hale vive a casi una hora de viaje al este de Dallas, pero el ritmo vertiginoso y la activa vida nocturna de la ciudad parecen estar a un mundo de distancia.

Se ora antes de cada comida y la virtud del arduo trabajo es una parte integral de este hogar, donde cada hijo tiene una serie de tareas en torno a la granja. Mike es el líder indiscutido del hogar en un rol que ellos ven como designado por Dios.

POSTURAS PARTICULARES

Pero su énfasis en la gestión ambiental, la bondad con el ganado criado para el mercado y su sospecha de la gran agricultura y de los organismos genéticamente modificados (GMO, por sus iniciales en inglés) no son posturas usualmente asociadas con los republicanos conservadores.

"Dios dice específicamente 'no mezclarás' y él da ejemplos de no mezclar cierta tela o no mezclar o plantar diferentes semillas en un campo," dijo Connie mientras explicaba por qué la familia evitaba los alimentos GMO.

Eso también es una cuestión de gestión.

"Somos responsables de esta pequeña propiedad que el Señor nos ha dado para cuidar," dijo Mike Hale. "En realidad, es la granja del Señor y él nos ha dejado cuidarla por unos años," agregó.

La familia se enorgullece de la vida que a la que acceden con solo 16 hectáreas, una parcela de un tamaño que pocos granjeros calificarían de comercialmente viable.

Ellos crían vacas y corderos, pero las aves de corral son su principal sostén. La familia mata y prepara cerca de 400 pollos por semana.

Los pollos son alimentados con una dieta a base de insectos y pasto del campo.

"Comer pasto y esas cosas no sólo los hace más saludables, sino que los hace tener mejor sabor," dijo Connie mientras pequeños pollitos husmeaban y picoteaban por el alto césped.

Entre sus clientes hay restaurantes exclusivos, dado lo codiciado de los productos orgánicos o naturales.

Para Mike todo es parte de un plan divino, que también explica por qué él siente que incluso los animales criados para ser convertidos en alimento no deben ser tratados con crueldad o ser encerrados en pequeños corrales como los animales de granjas industriales.

Esto lo pone entre un creciente número de grupos de base religiosa, tanto conservadores como liberales, que promueven los alimentos orgánicos y una buena nutrición como parte de un estilo de vida cristiano.

"Sólo estoy mirando ese pollo, la belleza de esa espalda, eso lo dice ahí mismo," dijo Mike mientras señalaba uno de los polluelos oscuros con plumas mojadas que brillaban a la luz.

"Ese es un ser creado y merece algo de respeto," concluyó.

 

Fuente: Reuters


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto