1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 26 Octubre 2008
Imprimir

campanyaatea.jpgTodo comenzó casi como un juego, pero lo cierto es que se ha convertido en una revolución. A partir de enero, 30 autobuses de la capital británica llevarán un cartel gigante en el que se podrá leer el siguiente anuncio: "Probablemente no hay dios. Así que deja de preocuparte y disfruta la vida". Tan sólo es el principio. La primera campaña atea de la historia de Reino Unido ya está en marcha y en sólo dos días ha recaudado 100.000 libras, alrededor de 125.000 euros.

 

La promotora de tal idea es la escritora británica Ariane Serien, una guionista y periodista de tan sólo 28 años que cuenta con algunos blogs distribuidos en distintos periódicos nacionales. En uno de ellos, concretamente en el espacio que tiene en The Guardian, se le ocurrió plasmar el pasado mes de junio el enfado que le provocó una frase de uno de los míticos autobuses rojos de la capital que rezaba "Cuando el Hijo del Hombre venga a la Tierra ¿encontrará fe? (Lucas 18:8)".

La pregunta le intrigó tanto que acto seguido se metió en la web que aparecía justo debajo del anuncio. La respuesta que recibió no le agradó en absoluto. "Todo aquel que no acepte la palabra de Jesús en la cruz será condenado a la separación eterna de Dios y a pasar toda la eternidad en el tormento del infierno". "Me enfureció completamente. Yo recibí una educación cristiana, pero luego me volví agnóstica”, confiesa la joven protagonista. “No veo ninguna evidencia de que Dios exista y me molesta que me miren raro cuando lo digo abiertamente. No entiendo por qué los que no somos cristianos tenemos que recibir este tipo de amenazas".

Se puso manos a la obra y bajo el título "Ateos, chocad esos cinco" descargó toda su ira en el teclado del ordenador escribiendo un artículo en el que proponía crear una campaña pro agnósticos. Llamó al organismo regulador del sistema publicitario en Reino Unido y preguntó cuánto podía costar comprar un espacio en un autobús urbano. El anuncio para dos semanas suponía 23.400 libras. Echó cálculos. Si había al menos 4.680 ateos en el país bastaba con que cada uno donara cinco libras para que todo funcionara. Puso un link de donaciones y se olvidó del asunto.     

"Sólo quería criticar las publicidades en los medios públicos donde se condena la gente a sufrimientos eternos, pero recibí tal cantidad de respuestas que pensé que había que hacer algo", matiza la periodista. Con el apoyo económico solventado sólo hacía falta un eslogan. Y la palabra "probablemente" no se puso al azar. "No puedo demostrar legalmente que no existe dios. Igual que otros no pueden demostrar que tienen la mejor cerveza del mundo. El término era pues obligatorio, tal y como marca la regulación".

La campaña se presentó de manera formal esta semana y en tan sólo dos días ha conseguido 100.000 libras, quince veces más de lo que necesitaba para el cartel. A pesar de que desde el principio, el público mostró interés, el éxito rotundo se produjo cuando Richard Dawkins mostró su apoyo incondicional al eslogan. El biólogo y ensayista de divulgación científica es toda una eminencia en el país y de todos es sabido su repulsa a cualquier tipo de religión. Ha escrito libros, dirigido documentales e impartido conferencias para persuadir a los creyentes a pasarse al otro lado y nada más conocer la campaña le comentó a Ariane que contara con él para todo lo que fuera necesario.
Con el gran gurú detrás y su donación de 5.500 libras, todo resultó más fácil y mucho más rentable. "Las donaciones siguen cada día. En enero pondremos en marcha la campaña en los autobuses de Londres y luego llevaremos el eslogan por todo el país. Volveré a crear un debate en mi blog para saber qué es lo que quiere hacer la gente con el resto del dinero. Es suyo. Ellos deciden", especifica la periodista.

Aunque la campaña ha sido muy criticada por algunos medios conservadores y diferentes organizaciones, como es el caso de Christian Voice, sorprendentemente, la Iglesia metodista británica ha acogido la idea con gran beneplácito al entender que demuestra un "interés continuo" por la existencia de Dios. Un portavoz añadió "Se vuelve a animar a la gente a pensar sobre el tema y eso es bueno". La Iglesia de Inglaterra defiende el derecho de cualquier grupo religioso que represente una posición filosófica y se sirva de los canales adecuados para promoverla.
Según el portavoz, "las creencias cristianas no se preocupan de disfrutar o no la vida". "Todo lo contrario. Nuestra fe nos libera para poner esta vida en una perspectiva adecuada. No hay que olvidar que siete de cada 10 personas en este país se describen a sí mismos como cristianos".

Y esto es precisamente lo que quiere evitar Ariane. "Sólo tenemos claro que existe la vida presente. Por lo tanto creo que deberíamos aprovecharla al máximo". Exista vida eterna o no, lo que está claro es que a partir de enero, 30 autobuses saldrán desde Wetsminster con el eslogan de la que "probablemente" sea campaña atea más exitosa de la historia de Reino Unido.


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto