1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 4.71 (7 Votos)
Ante la profanación del "Padre Nuestro" se pronuncia el Consejo Evangélico de Venezuela - 4.7 de 5 basado en 7 votos
Escrito por entreCristianos
Publicado el 05 Septiembre 2014
Imprimir

Ante la profanación del "Padre Nuestro" se pronuncia el Consejo Evangélico de VenezuelaEsta semana la prensa secular se hizo eco del acto propiciado por el Partido Socialista Unidos de Venezuela en el que seguidores chavistas "oraron" una parafrásis de la oración del Padre Nuestro dedicada a Hugo Chávez Frías.

 

 

Durante el "I taller para el diseño del sistema de formación socialista" del partido que gobierna en Venezuela se dió a conocer la  "Oración del delegado", que es una parafrasis chavista del Padre Nuestro que incluso se inicia con la frase "Chávez nuestro que estás en el cielo".

La oración fue leida por María Uribe y reza así:"Chávez nuestro que estas en el cielo, en la tierra, en el mar y en nosotros, los y las delegadas, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu legado para llevarlo a los pueblos de aquí y de allá. Danos hoy tu luz para que nos guíe cada día, no nos dejes caer en la tentación del capitalismo, mas líbranos de la maldad de la oligarquía, del delito del contrabando porque de nosotros y nosotras es la patria, la paz y la vida. Por los siglos de los siglos amén. Viva Chávez".

Las reacciones no se hicieron esperar sobre todo entre los cristianos venezolanos quienes han visto atónitos como poco a poco la figura de Hugo Chávez está siendo mitificada al punto de elevarla a una deidad igualándola a Jesucristo, lo cuales una blasfemia.  Ante esta situación el Consejo Evangélico de Venezuela se ha pronunciado mediante el siguiente comunicado que transcribimos a continuacion:

 

 

Comunicado del CEV sobre Profanación de la Oración del Señor

El Consejo Evangélico de Venezuela, ante las repetidas solicitudes de sus asociados, y en correspondencia con nuestra vocación de defender la fe cristiana, y ante la pretensión del uso de elementos propios del legado de Cristo de manera distorsionada y con fines políticos y pseudoreligiosos, lo cual ha sido validado por la propia presidencia de la República, afirma los siguiente:

Desde la perspectiva de la libertad religiosa asumimos como un derecho civil el que las personas expresen su espiritualidad de la manera en que consideren mejor. Sin embargo, la adulteración de elementos propios de la fe cristiana para generar propaganda político-religiosa, es un lamentable sacrilegio. Pretender banalizar la oración del Señor (que es patrimonio de todos los cristianos), mediante actos de burda idolatría y luego validarlo como algo normal constituye un irrespeto intolerable contra Dios, la Biblia, y los creyentes.  

Con estupor y preocupación asistimos como nación a situaciones que son difíciles de comprender, entre ellos, al hecho de que mientras el país pasa por una de las peores crisis en la moral, la economía y la realidad social, se tenga que agregar el absurdo modelaje de hacer burla de Dios y de las cosas sagradas, con lo que pareciera ser un intento repetido y continuado de crear una manifestación para-religiosa que sirva al utilitario fin de obtener réditos políticos.

Este tipo de aberraciones idolátricas ya habían sido puestas de manifiesto en ocasiones anteriores, y es menester poner en claro que desde la perspectiva bíblica cuando a una persona, ser o cosa se le ora se le está confiriendo atributos que corresponden sólo a Dios, y por tanto se comete en ello un acto de idolatría lo cual implica la reducción de Dios o la divinización de quien es objeto de culto.

Animamos a los cristianos que profesan o no cualquier expresión política a hacer respetar su fe y su patrimonio religioso, así como a marcar distancia de este tipo de actos. Asimismo oremos para que nuestra nación supere los distintos problemas y sus autoridades hagan lo que corresponde a favor del país.

Dios Bendiga a Venezuela.

Por la Junta Directiva

Rev. José G Piñero

1er VicePresidente del CEV

 


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto