1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 27 Julio 2008
Imprimir
brianmclaren.jpgBrian McLaren, una de las figuras más relevantes del movimiento de la Iglesia Emergente,  retó a los obispos anglicanos a hablar del Evangelio a las diversas culturas del mundo esta semana.


McLaren al dirigirse a los 600 obispos anglicanos reunidos en la Conferencia de Lambeth manifestó querer hablar "de parte de las personas que nunca van a la iglesia, de aquellos que nunca han formado parte de la comunidad, de aquellas personas que han sido creadas como imagen de Dios, pero que no han conocido la redención del Espíritu de Dios mediante las Buenas Nuevas de Jesucristo".

Aseguró que el materialismo y el desarrollo tecnológico han adoptado a la cultura emergente que de alguna manera se ha sentido "huérfana" de la Iglesia puesto que no ha sabido contestar a las preguntas que han surgido del "huracán del cambio" que demanda el mundo en la actualidad.

McLaren presentó su visión del evangelismo en el que definió el mundo premoderno, el mundo moderno y el emergente. Dijo que en las partes del mundo donde se experimenta el cambio del mundo pre-moderno al moderno el evangelismo se logra "sin esfuerzo alguno", pero las iglesias en el mundo emergente pareciesen permanecer "estáticas y en decadencia" y es allí el donde se debe cambiar el paradigma evangelístico.

En esas partes del mundo “se podría decir que el evangelismo es casi nula porque la fe cristiana casi ni existe", aseguró a la audiencia congregada en la Universidad de Kent en Canterbury.

McLaren, reconocido por la revista Time como uno de los 25 líderes evangélicos más influyentes en la actualidad, aconsejó a los obispos anglicanos a dejar a un lado los conflictos internos y a centrarse  en la misión "hacia afuera", haciendo discípulos en personas de diversidad cultural.  Aseveró que "esta es la única esperanza para salvar a la Iglesia de la división, de la diversión, de la implosión y de la trivialidad".

En su exposición reconoció las "creativas y maravillosas" maneras como los anglicanos han  hecho discípulos en todo el mundo, destacando la expresiones frescas de la Iglesia de Inglaterra para desarrollar nuevas formas de hacer Iglesia.

Por su parte, ofreció una perspectiva innovadora a los retos que confronta la Comunión Anglicana en la actualidad, manifestando que podrían convertirse en el "gran activo" de la Iglesia contemporánea si logran reconocer que "estamos en un lugar y contexto diferentes y que tenemos retos distintos"-

“El hecho de que ustedes son una comunión global debe llevarles a que se den cuenta que las distintas culturas están librando batallas diferentes" y puntualizó al decir que “No existe una solución que encaje en todas estas luchas”.

Animó a que los obispos anglicanos a aprovechar a Lambeth como una oportunidad para entrar en el mundo emergente y postmoderno como auténticos discípulos de Cristo y  cambiar así la historia.

"¿Qué gran potencial nuevo e inimaginable, puede brotar en la Iglesia, si redescubrimos y volvemos a darle su prioridad a la misión “hacia fuera” de manera que seamos  las manos, los pies y los oídos de la presencia de Jesucristo en un mundo que está desesperado por recibir ayuda? ¿Qué pasaría si nos volvemos y salimos en misión para dar la esperanza del las Buenas Nuevas?" preguntó McLaren a los obispos.

Y quiso ir un poco más allá, les retó a que considerasen el tipo de Evangelio que quieren escuchar los que vendrían a ser nuevos creyentes en la Iglesia.

“¿Sería un evangelio de evacuación (esto es ir al cielo después de la muerte) o sería el Evangelio de Jesucristo, el Evangelio del Reino de Dios, el mensaje que trae reconciliación, esperanza, transformación y compromiso?”

McLaren exhortó a que los obispos a adoptar una visión “misional” y ser culturalmente sensibles al tema de la homosexualidad, punto que ha dividido a los anglicanos desde que en el año 2003 la Iglesia Episcopal Norteamericana ordenase como Obispo de New Hampshire a Gene Robinson quien se ha declarado abiertamente homosexual.

“El tema de la sexualidad humana en algunos lugares del mundo se aborda de una manera muy distinta a como se destaca en otros sitios", dijo enfáticamente. Resaltó que “si ustedes están profundamente comprometidos a hacer discípulos de Jesucristo, deben ser conscientes que el verdadero reto son las personas y las dificultades que esto conlleva”.

Este comentario de McLaren surge poco después que el Arzobispo de la Iglesia Episcopal de Sudan hablase de la autoridad de las Escrituras.  En su exhortación Daniel Deng Bul dijo que "La cultura no cambia a la Biblia, es la Biblia la que cambia la cultura. Las culturas que no aprueban la Biblia están por lo tanto fuera de la vida de la Iglesia".

Este año los líderes anglicanos tienen una dinámica diferente para interactuar en la Conferencia de Lambeth.   La intención es que la misma no sea tan legislativa y sea más bien un canal de conversación por medio del cual se logre un mejor entendimiento ante un evantual cisma.  Los temas que se discuten están centrados en aspectos muy debatidos que incluyen la autoridad de la Biblia, la sexualidad humana y la identidad anglicana.

 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto