1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por entreCristianos
Publicado el 29 Junio 2008
Imprimir
chavezrezando.jpgLa Iglesia Católica Reformada con ideología chavista funciona en Venezuela hace un año bajo la dirección de Leonardo Marín Saavedra, primado de la Iglesia Anglicana Latinoamericana, de nacionalidad venezolana y canadiense .
  Un grupo católicos y protestantes creó la Iglesia Reformada de Venezuela, que declaró su respaldo al presidente Hugo Chávez y a su proyecto político bolivariano.

La Conferencia Episcopal Venezolana rechazó ayer el surgimiento de la Iglesia Reformada y calificó a sus dirigentes como “malandros” (delincuentes), que han sido excomulgados.

La Iglesia Reformada dijo que nacía en contraposición a la Iglesia Católica tradicional y que estará formada por sacerdotes católicos y luteranos que aceptaron el reto de formar en el país una nueva iglesia con un “fuerte espíritu” bolivariano y en contra del imperio norteamericano.

El grupo aseguró a medios de comunicación venezolanos estar presente en ese país desde “hace un tiempo”.

Según sus líderes, el movimiento reformista busca un establecer una institución ‘‘inclusiva, participativa y con un fuerte espíritu bolivariano que reconoce que Jesucristo, como Señor de la Historia, está presente en el proceso revolucionario que está suscitándose en Venezuela''.

"Estamos aprendiendo a mirar a las clases bajas como lo hace Hugo Chávez, quien se preocupó por atender sus necesidades. Estamos luchando contra la explotación y el imperio estadounidense'', declaró a la prensa vene- zolana Leonardo Marín Saavedra, obispo de la Iglesia Anglicana Latinoamericana, que reside en Canadá y quien acudió especialmente a Venezuela para la ceremonia.

"Apoyamos completamente el proyecto socialista que lidera Chávez'', dijo en una entrevista Enrique Albornoz, obispo electo que será "consagrado'' el próximo domingo.

El ex sacerdote católico de origen asiático Jon Jen Siu García, electo obispo coadjutor o asistente, dijo por su parte que su misión es "liberar la gente de los valores capitalistas''.

La Iglesia Reformada está bajo la dirección de Leonardo Marín Saavedra, primado de la Iglesia anglicana latinoamericana, procedente de Canadá, y Jon Jen Siu García, obispo electo coadjuntor y hasta hace poco párroco de la iglesia Santa Lucía en Ciudad Ojeda, en el estado de Zulia.

Marín dijo que forman parte de una iglesia tradicionalista, en las mismas condiciones jerárquicas y de credo que la Católica, salvo que su compromiso es con los pobres.

“Estamos aprendiendo a mirar a las clases bajas como lo hace el presidente Hugo Chávez, quien se ha preocupado por atender sus necesidades”, afirmó.

Los representantes expresaron su apoyo absoluto al proyecto socialista bolivariano y su rechazo a los imperios y al capitalismo. Asimismo, dijeron contar con la solidaridad del gobierno de Chávez.

García señaló que los miembros de la iglesia eran sacerdotes formados en seminarios y que ahora están dispuestos a “liberar a la gente de los valores capitalistas”.

Al comentar la creación de la nueva iglesia, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, Roberto Luckert, afirmó que el grupo busca, con el apoyo del Gobierno, formentar la imagen de que la Iglesia Católica en el país está dividida.

“Esto que tratan de hacer fracasó en la historia”, aseguró.

“Estos obispos son pagados por Chávez. Les costeó los pasajes a los anglicanos venidos de Canadá, México y Perú para fundar la nueva Iglesia al servicio del régimen. Ahora los vestirá como curas, van a bautizar, y todo pagado por el gobierno, mientras la gente sigue pasando hambre en el país”, denunció Luckert.
Uno de los fundadores de esta Iglesia es el obispo anglicano peruano Sabino Pilco Gómez.

Por su parte, el experto en derecho canónico Federico Prieto Celi explicó que en varios países de América Latina existe el movimiento de obispos anglicanos, que tienen cierta relación doctrinal con la Iglesia católica, pero no son reconocidos por ésta.

“Posiblemente Hugo Chávez los ha usado a cambio de darles algunas facilidades. Ellos se hacen llamar católicos, pero no lo son”.

Los intentos de establecer una iglesia paralela con fines políticos en Venezuela no son nuevos.

A mediados de la década de 1940, varios dirigentes gubernamentales declarados anticlericales intentaron fundar una iglesia católica apostólica venezolana, utilizando un falso obispo que fue ordenado con documentos falsificados.

Aunque la nueva iglesia reformada adoptó muchos de los símbolos y ritos católicos como la ornamenta, los sacramentos, y los llamados credos canónicos, incorporó normativas que se apartan de la doctrina católica tradicional.

Entre las novedades, los reformados plantean que "la condición homo o bisexual no es pecado en sí'', que el divorcio debe ser permitido y que los sacerdotes pueden contraer matrimonio.

 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto