1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Votación 0.00 (0 Votos)
Escrito por Calzado por el Padre - Zapatos Nuevos
Publicado el 04 Julio 2013
Imprimir

Exodus: Alan Chambers deja el éxodo y regresa a EgiptoLos medios de comunicación secular y en su mayoría los de corte liberal están pregonando alegremente la muerte de los ministerios para ayudar a las personas con atracción al mismo sexo por lo ocurrido con Exodus International, icono por muchos años en este trabajo.

El periódico Los Angeles Times lo tituló en forma jocosa así: "De: 'orar para dejar de ser gay' hasta llegar a aceptarlo". Pero esta no es la verdadera historia sino la de uno de sus líderes Alan Chambers quien lamentable capituló al mundo. Es lamentable, pero no por eso debemos dejar de orar por Alan.

Hemos visto como en los últimos años Alan transformó lentamente como su propio feudo a la organización Exodus Internacional (que en realidad es Exodus Norteamérica porque la internacional es Exodus Global Alliance). En este proceso poco a poco también fue alejándose de la recuperación. Por la recuperación nos referimos al estado mental que se centra en la libertad en Cristo sobre la esclavitud al pecado, como se detalla en 1 Corintios 6:9-11: "¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios No se deje engañar? ,. ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios Y esto erais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios ".

Muchos líderes y ministerios afiliados a Exodus Norteamérica se dieron cuenta de esta situación y meses antes se desafiliaron de la organización para formar una nueva denominada Restored Hope Network ( RHN) con el fin de seguir ayudando a la Iglesia en la importante labor de ayudar a aquellas personas que sienten atracción al mismo sexo. Entre las personas que hicieron esto se encuentra Frank Worthen, el fundador de Exodus. Estos hombres y mujeres que conformaron RRH volvieron a dar una muestra de valentía ante las presiones actuales de discriminación por parte del lobby gay y optar por permanecer fieles a las Escrituras. Este tipo de ministerio no es nada fácil dada la presión que se ejerce en su contra.

Quizás esta hostilidad fue la que contribuyó a la caída de Alan Chambers, pues no todos pueden soportar la presión que se vive en este campo de batalla. A esto también hay que unir el que Chambers fue expuesto al sabor dulce de la insidiosa teología "gay" que tergiversa la gracia de Dios para que así se licencie el pecado o al menos que se logre que quien sufre este tipo de tentaciones abrace su situación catalogándola como identidad personal definida.

Como cristianos evidentemente debemos basar nuestra fe en la gracia y no debemos creer que la homosexualidad es el peor de los obstáculos para alcanzar la salvación. Sin embargo de aquí a llegar reconocer que debamos aceptar nuestra naturaleza caída como algo natural y vivir un estilo de vida basados en la misma es la abolición de la gracia restauradora de Dios en el hombre y la anulación de muchos principios bíblicos. La misión de Jesús para salvarnos incluye la restauración de lo que el pecado ha ocasionado en el hombre. Dios sí nos invita a identificarnos con naturaleza pecaminosa pero no para vivir en ella sino para que con su ayuda podamos superarla y si en algún momento en nuestro caminar tropezamos, tenemos el perdón de Dios y el apoyo de la iglesia para seguir avanzando hacia el hombre nuevo.

Esto es lo que los teólogos han denominado el “ya pero todavía no”. Esto es: Jesús ha vencido pero todavía se evidencia la necesidad de esto en el mundo actual. Soy salvo pero todavía necesito de esa salvación en mi vida. Soy santo (apartado para Dios) pero todavía necesito apartarme del mundo. Y particularmente en lo que respecta a la sanidad de nuestra identidad sexual he sido restaurado en mi sexualidad pero todavía necesito más esa restauración. Estoy llamado a llegar a la estatura de Cristo pero aún estoy en mi proceso. Mi restauración plena y mi libertad absoluta a mis tentaciones será cuando esté cara a cara con Él.

Alan Chambers ha querido reconciliarse con lo irreconciliable. Como cristianos debemos mantener nuestra ética y nuestra creencia basados en la Verdad (Cristo) que se revela en las Escrituras y no en una verdad en minúscula basada en el pensamiento secular en boga. En virtud de esto no debemos olvidar que en el pasaje de Corintios anteriormente citado Pablo enfatiza: "Y esto erais algunos de vosotros". En la actualidad existen miles de "ex gays" que conocen la verdad de este versículo que conocen la libertad de Cristo en relación a su “viejo hombre”. Ante tal evidencia no existe ni existirá ninguna teoría o pensamiento secular que pueda impedir que la Verdad (con mayúscula y que es Cristo) opere en la vida del creyente y esto no es de ahora sino que por las palabras de Pablo se evidencia tales testimonios han ocurrido desde tiempos de la iglesia primitiva.

Durante muchos años Exodus International se mantuvo apegada a las Escrituras y su nombre se deriva del éxodo de los israelitas cuando pasaron de la esclavitud de Egipto a la libertad en el desierto. Moisés, su líder se mantuvo siempre fiel a Dios, mientras algunos en Israel se quejaban de la aridez del desierto y querían volver a la esclavitud de Egipto. Vivir por fe implica “tomar la cruz” cada día y soportar la aridez. Cuando se camina bajo el sol pueden aparecer en nuestro caminar espejismos que nos hacen ver como sie fuese “agua y el frescor” la arena de la esclavitud. Lamentablemente esto es lo que le pasó a Alan Chambers y a la directiva de Exodus en Norteamérica. Vislumbraron un espejismo, se orientaron hacia el y han perdido el rumbo y han vuelto a Egipto. Pero esto no es el fin para que el que busca ayuda pues muchos siguen su andadura hacia la Tierra Prometida. No dejemos que la caída de un líder nos desoriente en nuestro caminar. Para ello  la historia del éxodo también nos advierte que no fue Moisés el líder que guió a los israelitas a la tierra prometida, pues él no llegó ni siquiera a pisarla. Fue Dios el líder y de lo que si debemos estar seguros es que Él nunca falla.

Oremos por Alan Chambers y por la directiva actual del Exodus Internacional que se cierra.

 

Este artículo fue gentilmente cedido por el ministerio Zapatos Nuevos


 Suscríbete al boletín:
 
Estás aquí:   

¡Atención! utilizamos cookies

Al navegar por entreCristianos entendemos que aceptas su uso. Saber más

Acepto